Katherin: una científica cubana apasionada por la física (+ Fotos)

Por: Lino Lubén Pérez
Publicado: 20/02/2019

Katherin Shtejer Díaz es una cubana de pura cepa, aunque lleva un apellido alemán. Es hija de un ruso y de familia que cuenta con gran tradición académica y hasta de experiencia constructora en una microbrigada por herencia materna.

Con apenas 47 años de edad, la actual Doctora en Física y Astrofísica de la Universidad de Turín, Italia, destapó su  archivo viviente desde que nació el 19 de marzo de 1971 en el hospital Maternidad Obrera, de La Habana, donde la tuvo Nury Díaz Hernández.

Aún muy joven, su mamá llegó a ser traductora de ruso en las Fuerzas Armadas Revolucionarias  y lo perfeccionó en la Facultad de Filología de la reconocida moscovita Universidad Estatal, en la que conoció a su futuro esposo Gennady Shtejer, quien murió allá en 2002 con sólo 56 años. 

Katherin la describe hoy como una jubilada sumamente activa, carismática y muy querida por todos los que la conocen.

Los deseos de aprender siempre, se los debo básicamente a mi madre, manifiesta la científica, con residencia permanente en nuestra nación y con plaza de investigadora en el Centro de Aplicaciones Tecnológicas y Desarrollo Nuclear (CEADEN).

De manera temporal, y por periodos prolongados, también reside en Rusia con su esposo, el Ingeniero electrónico Emilio Acosta Martínez, en una colaboración con el Instituto Unificado de Investigaciones Nucleares en Dubna, llamada ciudad científica desde 1956.

Para mi interlocutora, es imposible distraer la mente de los recuerdos infantiles en la escuela primaria Vo Thi Thang  y la secundaria Enrique Maza, y de la práctica de la natación en la escuela Marcelo Salado.

Más tarde estudió en la Escuela Militar Vocacional Camilo Cienfuegos, en Arroyo Arenas, pero la vocación por las Ciencias Exactas sobrepasó la primera y por esa razón optó por la carrera de Física Nuclear en el entonces Instituto Superior de Ciencias y Tecnologías Nucleares, ahora INSTEC, donde “era la única Camilita". 

Pese al período especial de 1989-1994, con  las carencias y dificultades que todos conocemos: “Mi vida como miembro de la Federación Estudiantil Universitaria y en la Unión de Jóvenes Comunistas era muy rica y cargada de increíbles emociones.”

Una vez ubicada en el CEADEN,  una de las instituciones de la Agencia de Energía Nuclear y Tecnologías de Avanzada, cuenta que tuvo la suerte de coincidir con la instalación de un generador de neutrones, donado por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Gracias a eso, especifica, me familiaricé mucho con las técnicas experimentales de la física nuclear, útiles para investigaciones fundamentales, aplicadas, y en áreas de la sociedad tan importantes como la medicina nuclear y la industria.
 
El comienzo sin fin de su pasión por la física
 
En 1998, el OIEA le otorgó una beca de entrenamiento  en física de neutrones, en el Instituto de Física de Debrecen,  en Hungría, un año después obtuvo otra en el Centro Internacional de Física Teórica en Trieste, Italia, y en 2003 en una colaboración científica entre el instituto de física de la universidad de Sao Paulo en Brasil, el INSTEC y el CEADEN.

Explica que ese tipo de reacciones nucleares constituyen el fundamento de la radioterapia con protones, una de las más efectivas para el tratamiento del cáncer y que actualmente se aplica en 75 países.

El hecho de que especialistas cubanos pudieran participar y contribuir en  este tipo de investigaciones abre nuevas puertas del conocimiento para nuestra comunidad científica, opina.

Su pasión por la ciencia, más bien parecida a una aventura de la imaginación, la condujo en 2007 a formar parte del grupo de tres cubanos, investigadores del CEADEN, que participarían en la colaboración internacional del experimento ALICE, de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), con sede en Ginebra, Suiza .

Con su presencia en ese experimento, uno de los más importantes del Gran Colisionador de Hadrones (LHC), “mis conocimientos de física se enriquecieron, porque se trataba de adentrarme en el fascinante mundo de las partículas elementales, que solamente pueden ser estudiadas a través de la física de altas energías y que han sido de muchos beneficios para nuestra nación, sobre todo en materia de publicaciones”.

Cuando ya había cumplido 10 años en ALICE, le propusieron colaborar en el Instituto Unificado de Investigaciones Nucleares en Dubna, Rusia, del cual Cuba es miembro oficial desde hace cuatro decenios.

Por si fuera poco, el programa de física de rayos cósmicos, también la captó y “me dediqué a estudiarlo en coordinación con un grupo de especialistas del Instituto de Física de Turín (Italia) y de la Universidad de Puebla (México), todos miembros de ALICE.

“Pienso que estas grandes colaboraciones internacionales, en las que representamos a nuestro instituto y a nuestra Isla, muestran esa bella cualidad de la ciencia de reunir a científicos de todo el mundo y trabajar en equipo, por el interés común de enriquecer el conocimiento, desarrollar nuevas tecnologías y aplicar todo eso en el desarrollo de la sociedad “.

Por resultados científicos relevantes en 2018, recibió un premio del Laboratorio de Altas Energías del IUIN, sirvió de tutora de dos tesis de diploma de Física Nuclear en el INSTEC, asesoró a estudiantes e  integró el tribunal del acto de defensa de una tesis de doctorado en el Instituto de Física Corpuscular, en la ciudad de Clermont Ferrand, en Francia.

Confío en que el lector coincida conmigo, en que Katherin Shtejer Díaz debe tener nombre y apellidos de una mayor cantidad de países para su consuelo por tantos momentos estelares. (ACN)

Accesos: 426 Comentarios: 0

Actualidad

(18/04/2019)
Díaz-Canel evalúa programa de abastecimiento al sector del turismo
(18/04/2019)
La Revolución Cubana prevalecerá firme ante la escalada agresiva de los Estados Unidos
(18/04/2019)
Díaz-Canel sostiene conversaciones con presidentes de Kenya y Somalia
(17/04/2019)
Sobre la Helms-Burton, vamos a hablar a lo cubano
(17/04/2019)
Director general de la OMS lamenta secuestro de médicos cubanos

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.