¿Cómo influyen las telenovelas en los niños?

Por: Laíz Concepción Romero
Publicado: 01/02/2019

La televisión, uno de los legítimos medios de comunicación masiva, desde su mismo surgimiento y propagación, ha sido un fenómeno de gran transformación social. Los niños no están exentos de esta realidad, pues constituyen grandes consumidores de la programación televisiva, con una especial predilección por la no infantil: las telenovelas, por ejemplo.

En los últimos tiempos, este género abarca temas de intereses variados, los cuales encaminan a fuertes debates. Estamos hablando de homosexualidad, prostitución, malversación, emigración. Además, se exponen escenas de erotismo, violencia, y el infante no está preparado para asimilar y entender estos contenidos, pues estas producciones televisivas, específicamente, han sido concebidas para un público adulto.

Según el Gran Diccionario de la Lengua Española Larousse, la telenovela constituye la “narración melodramática emitida en televisión por capítulos”. Destaquemos una palabra muy importante: melodramática, la cual proviene de melodrama: “obra literaria, teatral o cinematográfica caracterizada por el acusado sentimentalismo y la exageración de las situaciones”. No puede faltar en esta contienda de conceptos, en el mejor sentido, el vocablo niño: “Que está en la niñez/ Que tiene poca edad, equivale a pequeño/ Que tiene poca experiencia, igual a inexperto/ Que actúa de forma irreflexiva”.

Resulta conveniente aclarar los significados de estas palabras, pues de acuerdo a lo que indica cada una podemos entender que los infantes no deben formar parte de este momento de socialización. Sí, porque para los cubanos, la trasmisión de este espacio representa unión familiar, relajamiento e intercambio de criterios y la gran mayoría de los niños, no son privados de este tiempo.

La situación puede llegar a complejizarse más. Los infantes son como las esponjas, es decir, absorben todo, sin distinción entre lo bueno y lo malo. En ocasiones vemos que los pequeños actúan bajo el efecto de determinados patrones televisivos. No nos referimos a Superman, Batman y Spiderman, sino Pablo Escobar, el Señor de los Cielos, por mencionar algunos. Estos últimos relacionados con la mafia y el narcotráfico. Los niños los admiran por su fortaleza, exposición al peligro. Pero, ¿acaso estas personas representan la arista favorable, positiva, en la sociedad?

Según la psicóloga cubana Eileen Sanabria Herrera, en su trabajo de diploma “Estudio de la influencia de las mediaciones familiares en el impacto psicológico que tiene la recepción de telenovelas en un grupo de niños entre 7 y 9”, la relación entre los infantes y el lenguaje audiovisual condiciona que el pequeño, además de representar su contexto, lo seleccione, construya y reconstruya. El proceso de imaginación no solo aparecerá como un elemento de posible inteligencia y aumento de su creatividad, sino que será esencial para el desarrollo de todo pequeño, pues permitirá situarse en la realidad de manera adecuada.

Estamos hablando de que el niño desarrolla un proceso de imitación y apropiación de lo visto, incorpora frases, palabras y mensajes acordes o no a su edad. De acuerdo con esos argumentos, la telenovela no está apta para ellos por su elevada carga de dramatismo, propio del lenguaje no infantil que caracterizan al género.

Este contexto, manifestó Sanabria Herrera, provoca una marca en los pequeños, pues por su edad no tienen la preparación ideal para comprender muchos elementos que aparecen en estas producciones. Desde este último aspecto, la familia y en especial los padres juegan un papel primordial; gracias a que las mediaciones familiares constituirán la base del tipo de relación que se establezca entre el niño y la televisión.

Es necesario que, de un modo u otro, los adultos comiencen a atender esta situación, pues ellos constituyen los principales medidores entre los espacios televisivos y los infantes.

El académico mexicano Guillermo Orozco Gómez, especialista en los estudios de recepción de los medios y alfabetización audiovisual, planteó que la televisión tiene un potencial intrínseco que ejerce por lo menos una mediación a su audiencia, al estimular su percepción y sus hábitos cognoscitivos y lingüísticos de cierta manera y no de. Es precisamente por esto que insistimos en la importancia de la mediación familiar, pues en relación con la triada niño+ qué entiende+ televisión, será en el segundo aspecto donde los mayores entran a jugar su papel.

Muchas veces nos encontramos con niños ansiosos, introvertidos, temerosos, agresivos. Estas características pueden provenir de alteraciones emocionales provocadas por el acercamiento, por el contacto visual de estos con un programa no infantil. Hay que estar cerca de los pequeños cuando estén expuestos a esos productos comunicativos, porque pueden asimilar o apropiarse de actitudes erróneas.

Pero, ¿hasta qué punto las mismas dañan o afectan a los infantes? Esto lo podemos explicar centrándonos en las mediaciones cognoscitivas. Según Orozco, hablamos de estas cuando los televidentes se encuentran frente al televisor y de manera mental se enrolan en una secuencia interactiva, la cual implica diferentes formas de involucramiento y procesamiento del contenido televisivo. La secuencia a la que se refiere comienza con la atención, pasa por la comprensión, la selección, la valoración de lo que se percibe, su almacenamiento e integración con informaciones anteriores y, para finalizar, se realiza una apropiación y una producción de sentido.

Como vemos, no hay manera de librarse de este medio, una vez que estás en la posición de televidente. Es por eso que insistimos en la necesidad de que los adultos seleccionen los contenidos que los pequeños van a consumir. Si es un programa no infantil, entonces deben acompañarlos y estar listos para ejercer su labor mediadora. Pero, ¿para qué arriesgarse  con tantos programas correspondientes con su edad?

Accesos: 906 Comentarios: 0

Actualidad

(18/04/2019)
Díaz-Canel evalúa programa de abastecimiento al sector del turismo
(18/04/2019)
La Revolución Cubana prevalecerá firme ante la escalada agresiva de los Estados Unidos
(18/04/2019)
Díaz-Canel sostiene conversaciones con presidentes de Kenya y Somalia
(17/04/2019)
Sobre la Helms-Burton, vamos a hablar a lo cubano
(17/04/2019)
Director general de la OMS lamenta secuestro de médicos cubanos

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.