Se consolida programa materno infantil en Isla de la Juventud

Por: Ana Esther Zulueta
Publicado: 11/01/2019

                                                    

El trabajo multifactorial apegado a los protocolos de actuación para la atención a las gestantes permitieron a Isla de la Juventud concluir el año 2018 con los mejores resultados del Programa Materno Infantil (PAMI), en Cuba.

La preparación y entrenamiento de casi todos los especialistas que intervienen en el PAMI inciden en la consolidación del trabajo, dijo Abel García, jefe de servicios de gineco-obstetricia del Hospital General Docente Héroes del Baire, quien subrayó como loable los 16 años sin muerte materna.

Apuntó el también rector de la comisión municipal de atención a la materna grave, que antes de 1959 fallecían durante el alumbramiento más de 150 por cada 10 mil parturientas.

Comentó que aunque actualmente queda mucho por hacer a fin de llevar a niveles mínimos ese indicador en el país, la Revolución ha posibilitado la formación de médicos y enfermeras para la atención a la mujer y su salud reproductiva.

En el municipio especial funcionan varios equipos subordinados a mí para la atención de las pacientes con morbilidad obstétrica, neonatal o complicaciones graves, lo cual entraña una alta responsabilidad aunque al mismo tiempo me permite tener dominio de todas las gestantes del territorio, explicó el galeno.

Responsable además del departamento municipal de diagnóstico prenatal de malformaciones, García agregó que en dos imagenólogos y un gineco-obstetra se centra el estudio del bienestar fetal, en el cual es de utilidad la ecografía Doppler para visualizar el cordón umbilical, la circulación cerebral, cardíaca fetal y uterina, y aporta información relacionada con el crecimiento del feto.

El diagnóstico prenatal de malformaciones -consulta municipal en la cual interviene un grupo multidisciplinario- permitió la detección, el pasado año, de 12 anomalías incompatibles con la vida, cuatro de ellas asociadas a afecciones pulmonares y cardiovasculares, que requirieron la interrupción del embarazo a partir de la aprobación de la pareja, refirió.

Precisó que en el municipio especial los alumbramientos no llegaron a mil, no obstante se registró una treintena más de nacimientos respecto a igual período precedente.

La sostenibilidad del trabajo multifactorial en la atención a las gestantes, la informatización del seguimiento a embarazadas y el bienestar de sus fetos ha posibilitado al municipio especial exhibir en los últimos años tasas de mortalidad infantil por debajo de la media nacional.

Tenemos mes por mes y día por día quienes deben parir, el porqué de los atrasos, o sea, un monitoreo estricto de cada una de las embarazadas y de los bebés, porque los tenemos personalizados, por eso en 2018 se logró una tasa de cero mortalidad materna y de 2,1 fallecidos por cada mil nacidos vivos, acotó.

El estudio histórico de la natalidad en la entonces Isla de Pinos en 1958 reporta una tasa de 62 defunciones por cada mil nacimientos, según informó Israel Velázquez, director municipal de Salud Pública.

Tomado de ACN

Accesos: 128 Comentarios: 0

Actualidad

(22/05/2019)
Asiste Díaz-Canel a clausura del Consejo Político del ALBA-TCP
(22/05/2019)
Condecora Japón a Omara Portuondo y Teresita Hernández
(22/05/2019)
Cuba mostrará logros de atención a personas con diabetes
(22/05/2019)
Otorgan Premio Academia de Ciencias a investigadora guantanamera

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.