A tiempo de repentismo joven cubano

Por: Lirans Gordillo Piña
Publicado: 31/12/2018

Tomada de Cubaliteraria

Liliana Rodríguez Peña nació la última noche de 1991 en Las Tunas. Aquel 31 de diciembre llegó al mundo una niña inquieta y curiosa que desde pequeña tuvo afición por la lectura y admiración por quienes convertían en libros el don de la palabra. “Siempre quise parecerme a ellos”, afirma la joven tunera de 26 años.

Desde el segundo grado escolar comenzó a escribir algunos textos, pero conocer la estructura de la décima la impulsó a cultivarlas desde joven. Quienes la escuchan reconocen en ella seguridad al improvisar y lirismo muy propios; su suspicacia y sentido del humor siempre la acompañan. Hoy Liliana es una voz conocida dentro y fuera de Cuba, ser una joven repentista encarna doble reto por mujer y joven en un arte tradicional cultivado en su mayoría por hombres.

¿Cómo fueron tus inicios en el repentismo?

Cuando Alexis DíazPimienta gestó los talleres de repentismo infantil el proyecto llegó a Las Tunas. Las Tunas es la cuna del Cucalambé y tiene un trabajo sistemático en la Casa iberoamericana de la décima. Por ese proyecto se organizaron talleres de repentismo en todos los municipios, como yo había estado en talleres literarios y escribía la décima pues me captaron. Fue algo increíble en mi vida porque me di cuenta de que aquello no era solo una cuestión de escribirlo para mí sino que las podía improvisar de un tirón. Fue entonces cuando comencé a participar en eventos, jornadas y talleres por toda Cuba. Esa fue mi llegada al repentismo.

¿Qué te exige el repentismo y qué le has aportado tú?

El repentismo es un arte de presión pero es una presión más bien liberadora. Te obliga a estar todo el tiempo con las neuronas funcionando, no te puedes dormir en el proceso creativo.

En mi caso he tenido una doble culpabilidad: no solo cultivo la poesía oral sino también la escrita y creo que una le ha aportado a la otra. El repentismo le ha aportado ritmo a mi literatura, que no sea estática y fluya; la literatura le ha aportado recursos literarios a mi repentismo, que sea un repentismo elaborado. Lo que yo canto e improviso trato de que tenga una intensión comunicativa, una literatura implícita, inteligente, creativa y artística.

Sabes que el repentismo es un género más bien espontáneo, se asocia al campo, al guateque y lo que yo hago trasciende un poco esas fronteras.  Es autóctono, tradicional, identitario, hay jóvenes que amamos la tradición desde lo más profundo pero la tradición tiene que regenerarse con el tiempo. El repentismo que yo hago, al igual que muchos de mis compañeros de generación, no es el mismo que se hizo hace un lustro o una década porque la modernidad y vivir en este mundo complejo exige un cambio en la actividad creativa de cada cual.

Mis temas y mis sujetos líricos no pueden ser los mismos porque no soy una mujer campesina, no vivo en el campo, mis referentes no son ni el bohío ni el taburete ni la palma porque vivo en una contemporaneidad donde fluyen otros temas y objetos y es a lo que precisamente yo le improviso porque mi arte tiene una responsabilidad con la sociedad que es cambiar cosas, o al menos, intencionar a favor de los cambios.

¿Es poco frecuente encontrar a mujeres en el repentismo, cómo ha sido tu experiencia?

En el momento en que yo llego a los escenarios, aunque en Cuba tenemos referentes en el género como Tomasita Quiala, habían hombres pero no mujeres. El repentismo en Cuba está marcado por una serie de competencias  y las mujeres no competían en estos concursos, nunca una mujer había ganado un concurso de repentismo en el país.

En el momento en que yo llegué a la escena llamó la atención que una muchacha, casi una niña, estuviera compitiendo. Cuando gané con 18 años el concurso de jóvenes improvisadores Francisco Pereira en Matanzas, me convertí en la primera mujer en Cuba en ganar en ese certamen.

El género era algo con lo que me tuve que batir, toda la inseguridad que suponía para mi enfrentarme a una competencia, lograr una jerarquía en un género que formalmente predomina el hombre. Pero fue muy valioso para mi porque me ha dado una seguridad de vida; a partir de mi experiencia en los distintos escenarios me siento más segura y realizada como ser humano y defiendo mi tradición con más propiedad.

¿Cuáles son los retos del repentismo joven en nuestro país?

Salirse del escenario y la zona de confort en que está. Somos una tradición somos una identidad pero tenemos que salir de esa zona de confort. Yo he improvisado en festivales de rock, con raperos.

El repentismo tiene que salirse de esa zona de confort de la tradición del guateque  porque el mundo actual exige de nosotros otros escenarios y otras conquistas. El lenguaje ya no puede ser el mismo porque este mundo no es el mismo de hace 10 ni 5 años estamos en constante cambio. Tenemos que transformarnos y transformar para demostrar al mundo que esta tradición del punto cubano que hace poco fue declara patrimonio inmaterial de la humanidad es más que un patrimonio, es algo que perfectamente puede convivir y puede cambiar la realidad actual cubana.

Liliana fuiste electa miembro del Comité Ejecutivo de la AHS ¿qué encuentras en esta organización?

La Asociación es un espacio único. Para mi la asociación es algo primordial, tiene que ver con identificarte con tu generación,con un tiempo, una forma de crear, actuar y vivir. La Asociación no solamente ofrece un espacio donde confrontar con tus compañeros de generación sino que además es un espacio de creación joven, maduro y responsable.

RECUADRO:

Premios y reconocimientos (Fuente Ecured. Enciclopedia colaborativa cubana)

  • Tercer premio en el Campeonato Mundial de Pie Forzado en Cubadisco Oralitura 2014, en la Habana, Cuba.
  • Premio Iberoamericano Décima Escrita Cucalambé 2013.
  • Mención Poesía Premios Calendario AHS 2014.
  • Segundo Premio en el Concurso Nacional de Repentismo “Justo Vega”, Las Tunas 2014.
  • Primer Lugar en el XVIII Concurso Nacional de Jóvenes Improvisadores “Chanchito Pereira” y Premio de la Popularidad, en Matanzas, 2013.
  • Primer Lugar en el XVII Concurso Nacional de Jóvenes Improvisadores “Chanchito Pereira” y Premio de la Popularidad, en Matanzas, 2012.
  • Primer Lugar en el Concurso de Pie Forzado “Soy la Décima Guajira” del programa televisivo “Palmas y Cañas” en Las Tunas, abril 2012.
  • Finalista de la región oriental para la final nacional del Concurso de Pie Forzado “Soy la Décima Guajira” del programa televisivo “Palmas y Cañas”, junio 2012.
  • Finalista en el II Campeonato Mundial de Pie Forzado Cubadisco Oralitura 2012, en la Habana, Cuba.
  • Premio a la mujer finalista y 4to lugar en el Concurso Nacional de Repentismo “Justo Vega”, 2011, Las Tunas.
  • Premio Nacional Décima y Tradición 2009, Las Tunas.
  • Segundo Premio en el Concurso Regional de Repentismo “Hermeides Pompa Tamayo” en 2009, Las Tunas.
  • Premio en Décima en Encuentro Debate Municipal de talleres literarios, 2009, Puerto Padre.
  • Premio en Décima en Encuentro Debate Provincial de talleres literarios, 2009, Las Tunas.
  • Premio Poesía en el concurso “PortusPatris” de la AHS, en noviembre 2009, Las Tunas.
  • Premio en Décima Aniversario del grupo Espinel-Cucalambé,2009,Puerto Padre,
  • Premio en Décima en Encuentro Debate Municipal de talleres literarios, 2010, Puerto Padre.
  • Mención en Décima en Encuentro Debate Provincial de talleres literarios, 2010, Las Tunas.
  • Premio Concurso de Poesía “Miguel Bruzón”, Puerto Padre 2011.
Accesos: 170 Comentarios: 0

Actualidad

(15/02/2019)
Encabeza Díaz-Canel visita de gobierno a oriental provincia cubana
(15/02/2019)
Eusebio Leal, un portador de la verdad de Cuba
(15/02/2019)
Prueba dinámica: un ejercicio para perfilar cada detalle del Referendo
(15/02/2019)
Comienza en Cuba el llenado de boletas para ingreso a la Educación Superior

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.