Desde pequeñito/a comienza a jugar

Publicado: 10/01/2019

                                                          

Si desde el punto de vista psicológico se considera al juego como toda actividad o movimiento que no se proponga un fin utilitario inmediato, pudiera decirse que el niño/a juega ya en el seno materno, pues mueve los brazos, se chupa el pulgar, patalea...

Durante los primeros meses de nacido siente placer al ser movido y moverse. A través de los cuidados de la familia, cuando es tomado en brazos, al ser sentado en sus rodillas o acariciado rítmicamente, experimenta la actividad muscular en forma pasiva; esta pasa a ser activa al jugar con diferentes partes de su cuerpo, cuando se chupa el dedo o mueve las piernas y los brazos.

Cumplidos los tres o cuatro meses de nacido, su desarrollo neurológico le permite actuar directamente sobre las cosas. Es importante, entonces, que estén colocados varios objetos a su alcance para que pueda hacer sus primeras manipulaciones; estos primeros ejercicios le posibilitarán reconocer gradualmente la realidad exterior.

Los juguetes más convenientes en este período son los lavables, irrompibles y no demasiado pequeños ni cortantes. Han de ser brillantes, producir ruidos, o ser aptos para tocar o chupar sin peligros. Recordemos que en esta etapa "el niño todo se lo lleva a la boca" pues de esa forma descubre los contornos, los volúmenes, la composición y otras características de los objetos.

Este tipo de "juego", llamado funcional, lo realiza hasta cerca de los dos años. El niño toca y manipula un objeto, lo que produce un efecto que a su vez llama su atención. Experimenta para descubrir si estos efectos son constantes y repite el gesto, descubierto casualmente, para reproducir el resultado. Descubre las posibilidades sonoras de los objetos que manipula y también la posibilidad de reproducir sonidos con su propia voz.

A partir de los siete u ocho meses, el niño/a inicia los llamados juegos "de adquisición" en los que no se limita a tocar y experimentar, sino que desplaza las cosas con las que juega para observarlas desde distintos puntos de vista y descubrir las relaciones en que está su cuerpo con otros objetos. Se revelan ante él un "dentro", un "debajo", un "detrás" en las cosas con las que juega.

Entre los objetos que se le deben dar están los que pueda agarrar y mover con sus manitas, ni demasiado pequeños que puedan tragarse ni demasiado grandes que no les impida desplazarlos preferentemente han de ser redondos para que le sea fácil cogerlos.

Ya hacia los 12 o 15 meses, el niño tiene interés en descubrir la relación entre contenedor y contenido, por lo que juega a llenar y vaciar recipientes. Es importante darle vasitos o tacitas de plástico y cosas para meter y sacar: el agua y la arena son los "contenidos" menos peligrosos.

Posteriormente, ya para los 15 meses, empieza a practicar juegos expresivos, simbólicos y rítmicos. Al comenzar a hablar puede, por un lado, construir acciones pasadas bajo la forma del recuerdo y, por el otro, adelantar las futuras con la representación verbal.

Debe recordarse que si un niño/a es instado a un juego muy complicado, este lo desespera y exaspera, y si no puede practicarlo, lo desalienta.

En esta etapa de la vida es muy importante la participación activa de las personas que se encargan del cuidado del bebé. Ejemplo es estimular, a través del juego, las posibilidades del niño según su desarrollo, y también manifestarle el cariño que demandan sus necesidades de afecto. El juego y el amor lo ayudarán a crecer sano y feliz.

Accesos: 998 Comentarios: 0

Actualidad

(21/08/2019)
Alista Consejo Electoral Nacional de Cuba toma de posesión
(21/08/2019)
Recorre Machado Ventura objetivos estratégicos para el desarrollo de la agricultura en Pinar del Río
(21/08/2019)
Más de 70 000 cubanos se benefician con el Sistema de Atención a la Familia
(21/08/2019)
La nueva Ley Electoral ya es pública
(21/08/2019)
Un interesante ciclo de documentales realizados por el Proyecto Palomas se exhibe en el Festival de Verano 2019
(21/08/2019)
Exhortan a trabajar mejor en el nuevo Curso Escolar

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.