Edith Piaf: Derroteros de la artista

Por: María del Carmen Mestas
Publicado: 16/11/2018

La Habana nocturna festeja la llegada de la gran cantante francesa Edith Piaf y la prensa  refleja distintos encuentros de los periodistas con  la diva. Del 25 de enero al 7 de febrero de 1957, la artista se presenta en el famoso cabaret Montmartre ante un público ávido de  apreciar su arte. Canta sus mayores éxitos como La vida en rosa y  los presentes emocionados  la ovacionan una y otra vez.  En la televisión actúa en el programa estelar Jueves de Partagás.

TRAZOS DE UN PERFIL

Carecía de atractivo físico, parecía un gorrión triste mojado por la lluvia; sin embargo, esta mujer pequeña de ojos vivaces iluminó con su voz el mundo de la canción francesa. Se llamaba Edith Giovanna Gassion,  aunque en lo artístico adoptó el apellido de Piaf con el que se le conoció. Como otras grandes estrellas tuvo una existencia  novelesca, marcada por el dolor y la tragedia.

Hija de un acróbata de circo, la muchacha  vagaba por las calles de los  barrios de París; a veces cantaba en cualquier esquina y la gente que pasaba por allí  se arremolinaba a su alrededor, y no solo la aplaudían, sino que le regalaban algunas monedas. 

Sería Louis Leplée, quien la descubrió. La presenta en el cabaret que regentea y el público la recibe con entusiasmo. Fue un bonito sueño del que la joven despertó horrorizada  cuando asesinaron a su benefactor.  ¿Qué sería ahora de ella?, ¿A dónde ir? El encuentro con Raymond Asso la sacó de todas sus dudas. Él la convertiría en una cantante  muy especial. Fue la musa y la intérprete ideal de aquellos textos llenos de poesía, que él delirante de amor le obsequiaba. Estamos en Pigalle, en 1935, y la pareja vive una relación tormentosa. Ella canta al sentimiento desde lo más profundo de su ser.

Cuando Raymond es movilizado por la guerra, la diva  tiene amoríos con el  actor Paul Meurisse. Juntos filman El bello indiferente, de Jean Coteau .Tampoco dura esta unión, él  no está dispuesto a doblegarse ante esta mujer que lo entrega todo y después  lo arrebata con violencia.

El turno en su corazón apasionado lo tiene ahora Ives Montand .La Piaf no solo fue su amante, sino su consejera. Parar borrar aquel acento del provinciano  ensayan, pulen…Con su propia benefactora inició Montad su actividad cinematográfica; juntos trabajan en Etoile sans lumiere, realizada en 1946.

El triunfo abraza Montand, quien se revela como un excelente  cantante y actor. Los celos muerden el corazón de la Piaf. Pronto todo estará perdido.

Otro matrimonio fracasado y  la muerte de la hija la sumen en una gran pena. En los escenarios,  esa  voz dolida, desgarrada conmueve al público.

Luego, una  esperanza ilumina su rostro cuando se enamora locamente del boxeador  Marcel Cerdan. Poco duraría la felicidad, el pugilista  moría en un accidente de aviación cuando precisamente iba a encontrarse con Edith.

Hizo inolvidables  recitales en el Olympia de la capital francesa, actuó en nuevas películas, aquí la vimos en Si Versalles hablara y French Can Can.

Al final, fue el  joven de 26 años Théo Sarapo, quien  la arropó con su cariño; mas era tarde, Edith Piaf ,la cantante que conoció los grandes triunfos  falleció en  1963, en el Paris de sus amores, ese  París que la encumbró como lo que verdaderamente fue: una gran estrella.

La mujer que hizo llorar a Charles Chaplin cuando la escuchó  por primera vez, la que admiraron Jean Coteau y Marlene Dietrich legó al mundo el tesoro de sus inolvidables melodías.

El filme La vida en rosa, interpretado por  la actriz Marion Cotillard, la recuerda en  todas sus facetas vividas intensamente, a puro dolor.

Accesos: 1370 Comentarios: 0

Actualidad

(05/12/2019)
Inicia sus actividades en Cuba la directora general de la UNESCO
(05/12/2019)
Una cifra récord de personas necesitará ayuda humanitaria en 2020
(05/12/2019)
Película argentina abre hoy Festival del Nuevo Cine Latinoamericano
(05/12/2019)
Recibe Ana María Mari Machado a embajadora de Croacia en Cuba

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.