La Patria, lema y religión de la mujer cubana

Por: Elizabeth Reyes Tasés
Publicado: 18/10/2018

                                                   

Bayamo como la madre prodigiosa cuyo vientre engendró a los principales padres fundadores de la Patria cubana, nos revela un primer acercamiento a la significativa impronta femenina en las gestas independentistas de la Isla.

Progenitoras, esposas, hermanas, hijas… pueden contarse por centenas las heroínas que compartieron con los hombres proezas y desventuras, y muchas de las cuales son hoy más o menos conocidas, e incluso, anónimas.

Al decir del propio Lacalle, si la historia nacional registrara todos esos nombres llenaría “muchas de sus más asombrosas páginas”; razón que, a 150 años del alzamiento del 10 de octubre de 1868, impulsa a profundizar en el tema.

Para ello dialogamos en la legendaria urbe, capital de la actual provincia de Granma, con Miguel Antonio Muñoz López, especialista del museo, ubicado precisamente en la casa natal del iniciador de la epopeya, Carlos Manuel de Céspedes.

El protagonismo de las mujeres en las luchas independentistas está aún por contar, pues junto a la familia Céspedes marcharon a la guerra, en masa, otras importantísimas proles del gran patriarcado bayamés, como los Figueredo, Vázquez, Fornaris, Osorio e Izaguirre, resaltó.

Consecuentemente –dijo- todas esas mujeres acompañaron a sus padres, hermanos y esposos, en una sucesión de ejemplos dignos de enaltecer, como el de la Abanderada de la Revolución, Candelaria Figueredo Vázquez (Canducha).

Ella, la primera mujer portaestandarte del Ejército Libertador, cosió junto a su madre y hermanas la bandera con la cual entró a Bayamo, en la mañana del 20 de octubre de 1868, al frente de la división mambisa comandada por su padre, Pedro Figueredo Cisneros (Perucho), rememoró.

En emocionado recuento, Muñoz López continúa haciendo referencia a otra hermosa joven bayamesa, Felicia Marsé Castellanos, quien fue la responsable de coser el tercer pabellón de la independencia, la llamada bandera del Te Deum, bendecida el ocho de noviembre de aquel glorioso año, por el sacerdote y patriota Diego José Baptista.

Realza igualmente a las hijas de la célebre Luz Vázquez y Moreno, musa inspiradora de la primera canción romántica cubana, y particularmente a Adriana, una de las 12 señoritas integrantes del coro que, en la citada ceremonia religiosa, interpretó La Bayamesa, de Perucho Figueredo, devenida Himno Nacional de Cuba.

Esta joven protagonizó, además, una desgarradora muestra de patriotismo, cuando gravemente enferma de tifus y recluida en las ruinas de su casa, se negó de manera rotunda a recibir asistencia de un médico militar español, resaltó.

Mientras avanza en su apretada síntesis, el especialista se refiriere también a alguien que, según considera, es una de las figuras más mencionadas y, tal vez, menos conocidas, Rosa María Castellanos Castellanos (Rosa La Bayamesa).

Negra e hija de esclavos, Rosa se consagró a la independencia del país, salvó la vida de incontables combatientes, construyó y defendió hospitales de campaña, fabricó medicamentos, y fue soldado, cocinera, lavandera y exploradora, recordó.

Decididamente, todavía queda mucho por investigar sobre el protagonismo de las féminas en la historia, pues en el transcurso de esa única Revolución, como la definiera Fidel Castro, las luchas sociales en nuestro país siempre han estado abonadas por la valentía, el sacrificio, el amor y la sangre de las mujeres cubanas, agregó Miguel Antonio.

No son casuales entonces los versos de la célebre canción Mujer Bayamesa– gentilicio que cabe, ya sea por nacimiento o afiliación, a todas las que aman y defienden su tierra –, en los cuales el gran trovador, Sindo Garay, afirma que “si siente de la Patria el grito, todo lo deja, todo lo quema, ese es su lema, su religión”.

Tomado de ACN

Accesos: 626 Comentarios: 0

Actualidad

(22/04/2019)
Díaz-Canel preside comisión de temas económicos
(22/04/2019)
Primero de Mayo contra el bloqueo
(22/04/2019)
Comenzó este lunes segunda etapa de la Campaña Nacional de Vacunación Antipoliomielítica Oral

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.