Cubanas en los caminos de la independencia

Por: Lirians Gordillo Piña
Publicado: 09/10/2018

La historiografía nacional recoge los nombres de aquellas que en la manigua, la clandestinidad o el exilio aportaron a la independencia y el futuro de la patria. Pero más que “mujeres excepcionales” ellas representan el rostro visible de cubanas diversas, que se enfrentaron a los recios códigos de la época para luchar a la par de los hombres.Todas ellas, las conocidas y desconocidas, se juntan en la memoria, en nuestra estirpe, en el hoy que volvemos historia.

Mariana Grajales, Bernarda Toro (Manana), María Cabrales, Ana Betanourt, Candelaria Figueredo Vázquez (Canducha), Adriana del Castillo, Isabel Antonia Vázquez Moreno, Juana Arias, Rosa Castellanos(La Bayamesa), Inés Morillo Sánchez, Carmita Cancio (La Negra), Candelaria Acosta,  Luz Vázquez, Emilia Casanova, Magdalena Peñaredonda Dolley, Amalia Simoni,,  Adela Ascuy, Isabel Rubio, Emilia Casanova,Edelmira Guerra…

Sus nombres evocan lo que Céspedes pidió al ser proclamado Presidente de la República en Armas, el 11 de abril de 1869: “Cubanos: con vuestro heroísmo cuento para consumar la independencia. Con vuestra virtud para consolidar la República. Contad vosotros con mi abnegación”[i]

La Guerra del 1868 fue una guerra familiar, por eso el historiador Eduardo Torres Cuevas[ii] asevera que: “Las Familias del 68, en Oriente, Camagüey y Las Villas, protagonizaron la gesta más gloriosa y desgarradora que pueda narrarse”. En ese vuelco a la manigua las mujeres jugaron un rol fundamental en el sostén de campamentos y hospitales, pero no solo allí.

El Diccionario Enciclopédico de Historia Militar de Cuba, publicado por la Editora Verde Olivo en 2001, reseña nueve mambisas que recibieron el grado militar de capitana y una el de comandante en el Ejército Libertador de Cuba, además de otras cuatro que a juicio de historiadores merecieron el reconocimiento pero no lo recibieron en vida.

Muchas son las historias que alberga la Historia Nacional; cuando contamos las de las mujeres y hacemos una lectura de género de los hechos heroicos y la heroica vida cotidiana podemos registrar las “pequeñas” revoluciones diarias que casi siempre pasan desapercibidas en los grandes relatos.

Desde esa perspectiva la historiadora  Raquel Vinat de la Mata[iii], reconoce en la Guerra Grande cambios fundacionales para la transformación individual y colectiva, especialmente con la integración de las mujeres como sujeto activo de la revolución.

“…la severa realidad en que se debió imbricar la mujer, la obligó a sumarse abiertamente en el ejercicio de su derecho como defensora del idea revolucionario. Desde la simple simpatizante hasta la conspiradora, en los campos de batalla al lado de sus hombres, en las cárceles o en la emigración, reveló una inusitada capacidad organizativa que demostraba el grado de madurez y consciencia alcanzada. Realidades que alteraron la convencional y esteriotipada imagen femenina”, refiere Vinat de la Mata.

Recordar a las cubanas en lucha, un día como hoy en el que se cumplen 150 años del inicio de las gestas por la independencia nacional, es también mirarnos frente al espejo, reconocer nuestros montes y nuestra manigua.

 

[i] Fragmento tomado del artículo Carlos Manuel de Céspedes: La virtud revolucionaria del historiador Eusebio Leal Spengler.

[ii]La Abanderada del 68, Eduardo Torres Cuevas en Cubadebate.

Accesos: 117 Comentarios: 0

Actualidad

(23/10/2018)
La ONU pide respeto a la ley internacional en trato a caravana de migrantes
(22/10/2018)
Movimiento obrero ratifica protagonismo sindical en la Revolución cubana
(22/10/2018)
Presentan libro fotográfico sobre bailarina cubana Viengsay Valdés
(18/10/2018)
Amenaza EE.UU con desplegar tropas en frontera sur ante avance de migrantes

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.