Espacio feminista mira a la realidad laboral

Por: Sara Más
Publicado: 24/09/2018

       

Mujeres de diversas profesiones, espacios laborales y regiones del país que integran el Espacio feminista “Berta Cáceres”, coordinado por el Instituto de Filosofía, reafirmaron su compromiso de lucha por la plena emancipación de la mujer como principio innegociable de la Revolución.

Durante un Encuentro Nacional de la Red Ética y Política del movimiento de mujeres, el pasado 21 de septiembre en la capital cubana, las asistentes ratificaron además su “solidaridad incondicional con todas las mujeres y hombres del mundo que reclaman sus derechos a una vida sostenible con dignidad y justicia social”.

La declaración respaldada al final del encuentro reconoce que “las mujeres cubanas no hemos dejado nunca de ubicar en el debate sobre el futuro de la sociedad, la necesidad de crear y fortalecer la conciencia crítica y revolucionaria contra la cultura machista (patriarcal) y el papel de los valores y la subjetividad de las mujeres en la lucha contra la opresión y la discriminación de cualquier índole en la sociedad cubana”.

“La diversidad de espacios de luchas, debates, movilizaciones y propuestas desde las mujeres reta al pensamiento feminista a articular visiones y sentidos para encarar los procesos actuales definiendo futuros escenario para la incorporación protagónica de las mujeres como actoras políticas, económicas, sociales y culturales”, sostiene el documento.

Igualmente llama a “recuperar la experiencia de la Revolución, allí donde creó nuevas formas de relaciones entre mujeres y hombres”.

DILEMAS DEL TRABAJO

¿Por qué la prosperidad no se asocia al trabajo, sino al consumo de bienes y servicios?  ¿Por qué el tiempo productivo sigue siendo masculino? ¿Por qué el derecho al trabajo digno no está entre las demandas prioritarias de las mujeres? ¿Por qué “vivir bien” no se asocia al trabajo? ¿Por qué no se reconoce el aporte social del trabajo reproductivo?...

Estas y otras interrogantes abrieron la reflexión para establecer miradas y cuestionamientos desde la economía feminista a la realidad cubana de hoy, a partir también de algunos resultados de una investigación del Grupo de investigación América Latina: Filosofía Social y Axiología (Galfisa), del Instituto de Filosofía, en diferentes formas de gestión y propiedad de la economía cubana.

Para Georgina Alfonso, directora del Instituto de Filosofía, se impone recuperar la centralidad del trabajo libre en la sociedad, desde valores como cooperación, integración, solidaridad, cuidado, justicia social, igualdad y respeto a la diversidad.

“La centralidad de la producción mercantil como objetivo económico básico, la dependencia del salario y la cultura del trabajo masculina, han contribuido a oscurecer la relevancia de los procesos de sostenibilidad social y humana haciendo difícil la comprensión de las conexiones e interdependencias que mantienen con la producción capitalista”, reflexionó la académica.

La división social en esfera pública y privada sigue entendiendo la primera como espacio masculino destinado a satisfacer necesidades humanas, mientras identifica la segunda como doméstica y femenina, señaló.

“En esta rígida dualidad, solo el mundo público goza de reconocimiento social. La actividad o participación en la denominada esfera privada, asignada socialmente a las mujeres, queda relegada al limbo de lo invisible, negándole toda posibilidad de valoración social”, apuntó Alfonso.

Sobresale en esa dinámica que, pese a seguirse organizando las estrategias de vida de las personas desde el hogar, la invisibilizacion del trabajo reproductivo  no deja ver su real impacto sobre la economía personal y global, comentó Alfonso.

Dotar de un mayor reconocimiento social y protección económica al trabajo reproductivo, que asumen fundamentalmente  las mujeres, es uno de los de la sociedad cubana hoy, según señalaron varias participantes.

Otros desafíos señalados fueron seguir trabajando para lograr igualdad de oportunidades profesionales para mujeres y hombres, mayor respeto a los derechos laborales de las mujeres en el sector privado, otorgar más valor al autocuidado y avanzar en la corresponsabilidad Estado-sociedad de cara a los cuidados.

LA COMUNIDAD EN MI CELULAR

Encuentro Nacional de la Red Ética y Política del movimiento de mujeres finalizó con la premiación a las ganadoras del concurso de fotografía Dignidad de Mujer, realizado en el Consejo Popular Colón de Centro Habana, municipio de la capital cubana.

Ellas trabajaron sus propias percepciones de la realidad, luego de un taller en el cual recibieron nociones básicas de fotografía y cumplieron con la encomienda de capturar historias de su comunidad con las cámaras de sus celulares.

Las ganadoras fueron Kirian Díaz, con su serie de mujeres en generaciones, que recoge varias imágenes y cierra con su propia selfie; y Niurka Díaz, por una imagen cotidiana de las mujeres que limpian las calles de su barrio. Otras seis concursantes recibieron menciones.

“Todas son imágenes que reflejan una preocupación distinta con la realidad, rostros e historias de mujeres que luchan contra el escepticismo y las dificultades, en vínculo directo con su comunidad”, destacó la realizadora y directora de televisión de Magda González Gray, presidenta del jurado.

Accesos: 616 Comentarios: 0

Actualidad

(21/08/2019)
Alista Consejo Electoral Nacional de Cuba toma de posesión
(21/08/2019)
Recorre Machado Ventura objetivos estratégicos para el desarrollo de la agricultura en Pinar del Río
(21/08/2019)
Más de 70 000 cubanos se benefician con el Sistema de Atención a la Familia
(21/08/2019)
La nueva Ley Electoral ya es pública
(21/08/2019)
Un interesante ciclo de documentales realizados por el Proyecto Palomas se exhibe en el Festival de Verano 2019
(21/08/2019)
Exhortan a trabajar mejor en el nuevo Curso Escolar

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.