Unidad, divisa para la victoria

Por: Marilys Suárez Moreno
Publicado: 19/09/2018

                                     

Muchos de los que participaron en aquella reunión campesina en Soledad de Mayarí, en el montañoso municipio santiaguero de Segundo Frente y que, según palabras de Raúl devino gestación de “la  Revolución Agraria  que ha de echar las bases de las verdadera Revolución Cubana”, avizoraron, quizás, en sueños, lo que significaría aquel Congreso que tuvo la unidad como divisa. Hoy, la realidad, se hace cotidiana.

Pese a los ataques de la aviación batistiana que constantemente bombardeaba el territorio del Segundo Frente Oriental “Frank país”, en la mañana del 21de septiembre de1958, se inició en Soledad de Mayarí Arriba, el Congreso Campesino en Armas, con la presencia de más de un centenar de delegados, entre ellos Vilma Espín, quien ostentaba la representación del 26 de Julio en el Segundo Frente,

El Congreso, el cual sesionó durante todo el día a la sombra de la Sierra Cristal fue convocado por el Comité Regional Campesino. Gran parte de los delegados eran representantes de asociaciones campesinas, que acudieron a la cita a caballo desde los lugares más remotos de la región.

El Congreso Campesino en Armas fue organizado y dirigido por el movimiento campesino con el apoyo del Ejército Rebelde. Según contó cierta vez al colega Trabajadores Pepe Ramírez, quien presidió esa cita histórica junto al Comandante Raúl Castro Ruz, unos dos meses antes, se había convocado a una reunión para constituir un comité regional con representaciones de todas las asociaciones campesinas de las zonas liberadas. El propósito era agruparlas y luchar por la Reforma Agraria y el mejoramiento de las condiciones de vida del campesinado, además de apoyar al Ejército Rebelde.

En su intervención, Raúl llamó a la unidad y expresó su confianza y el respeto del Ejercito Rebelde con el aporte por cada campesino del diez por ciento de sus ingresos. También se abogó por una Ley de Reforma Agraria una vez triunfara la Revolución.

El primer Congreso Campesino en Armas aprobó la entrega de títulos de propiedad a los que trabajaban las tierras del Estado, y se reclamaron mejoras para los precios del café, entre otras demandas. En su intervención, Raúl llamó a la unidad y expresó su confianza y el respeto del Ejército Rebelde con el aporte por cada campesino del 10 % de sus ingresos y por la tradición de rebeldía mantenida.

 En particular, el Congreso constituyó un triunfo de las posiciones revolucionarias del sector y demostró cuanto podían lograr los campesinos  y campesinas unidos y organizados. Semanas después, los acuerdos del primer Congreso Campesino en Armas de Mayarí Arriba se materializaron con la firma en La Plata de la Plata la primera Ley Agraria y la entrega de títulos provisionales de propiedad en la zona del Realengo Dieciocho.

Accesos: 480 Comentarios: 0

Actualidad

(24/04/2019)
Con la presencia de Raúl y Díaz-Canel clausuran congreso de la CTC
(24/04/2019)
Confiere el Partido Comunista de Rusia Premio Lenin a Raúl Castro
(24/04/2019)
Inicia Sesión de Clausura del XXI Congreso de la CTC
(24/04/2019)
La Feria de las Madres cubanas
(24/04/2019)
Educadores capitalinos ultiman detalles del Primero de Mayo

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.