Historia de amores imposibles contada por un barrio habanero

Por: Gladys J. Gómez Regüeiferos
Publicado: 31/08/2018

                                                              

En La Habana, capital de Cuba, abunda la arquitectura religiosa, fue prolífera desde el siglo XVII. Como colonia hispánica cada una se consagró a un santo o santa de la fe católica que desde entonces todas las generaciones de creyentes veneran y donde por tradición se efectuaron: matrimonios, bautizos y primera comunión, efectuados en su sagrado recinto, fueran personas humildes o aristocráticas. Algunas de estas iglesias trascendieron por milagros concedidos o trágicos sucesos. La iglesia del Santo Ángel Custodio en la conocida barriada Loma del Ángel, escenario de la novela cumbre del siglo XIX Cecilia Valdés o la Loma del Ángel del escritor cubano Cirilo Villaverde.

Quien llegue hasta la iglesia del Santo Ángel Custodio en el barrio ubicado entre las calles Cuarteles y Chacón, en la Habana Vieja, y a pie, ascienda la empinada cuesta adoquinada que en un tiempo se llamó Peña Pobre y más tarde la Loma del Ángel, estará visitando el sitio donde tuvo lugar el desenlace del drama verídico. Villaverde describió las costumbres de las familias españolas, la pesadumbre de la esclavitud y como abolicionista convencido, en su propio sentir dejó escrito:

Harto se me alcanza que los extraños, dígase, las personas que no conozcan de cerca las costumbres ni la época de la historia de Cuba que he querido pintar, tal vez crean que escogí los colores más oscuros y sobrecargué las sombras del cuadro por el mero placer de causar efecto a la Rembrandt, o a la Gustavo Doré[1].

Inspirado en la dramática historia de dos jóvenes amantes que no tuvieron un final feliz. Ella una bella mulata nombrada Cecilia y él Leonardo, blanco, hijo primogénito de una familia de ralea cuyo padre Cándido Gamboa, español y esclavista desahogara sus apetitos sexuales en una esclava, como casi todo dueño de la vida y el destino de negros y negras traídos del África bajo la ignominiosa trata. No era excepción en la época, gozaron de esa potestad sin importar consecuencias. Por azar ambos medios hermanos se encontraron y atrajeron, inocentes, cometieran incesto, pecado que nunca llegaron conocer.

                                                         

Se dice que la realidad supera cualquier ficción y quien lea el tomo I de los dos magnos volúmenes La arquitectura colonial cubana. Siglos XVI / XVII escritos por Joaquín E. Weiss quien fuera profesor de Historia de la arquitectura cubana en la Universidad de La Habana (1930-1962), verá que al referirse a la construcción de la iglesia, exaltar en nota al pie: Recuérdese que este barrio está ambientada la popular novela de Cirilo Villaverde Cecilia Valdés o La loma del Ángel [2].

Antes de mencionar al obispo Diego Evelino de Compostela (1687-1704), a quien se debió por los datos manejados el levantamiento de los primeros cimientos. Emociona encontrar ante la entrada del templo la escultura en bronce de Cecilia, aquella muchacha menuda, que deambuló el barrio, ataviada al estilo europeo de la época, hombros descubiertos, mantón dejado caer al descuido en los brazos y con un abanico desplegado en su mano derecha.

Obra que encargó el historiador de la ciudad, Eusebio Leal Spengler, al artista cubano Erig Rebull y allí permanece desde el 20 de diciembre del 2014. La escultura está enclavada donde tuvo lugar las nupcias de su amado Leonardo con Isabel Ilincheta, traicionada y cegada por los celos pidió al mulato José Dolores Pimienta, eterno enamorado de Cecilia, que la matara, pero no menos mordido también por los celos, decidió Pimienta eliminar mejor a su rival, Leonardo.

 La novela inspiró la célebre zarzuela Cecilia Valdés del compositor, músico y director de orquesta Gonzalo Roig en 1937 y con el nombre de Cecilia la película que en 1982, hizo su versión Humberto Solás, director cinematográfico y protagonizaron la famosa actriz cubana. Daisy Granados y el no menos famoso el actor español Imanol Arias.

 Sobre la versión especial de la novela ilustrada por el artista cubano Antonio Canet el cual empleó la técnica del grabado en xilografía y linóleo, la escena quedó reflejada y detrás la fachada original de la iglesia, que fue reconstruida en tres ocasiones

 

[1] Canet, Antonio: Cecilia Valdés 1789 mayo 1979. Grabados en xilografías y linóleo. Editorial Letras Cubanas, 1983, p.2.

[2] Weiss, Joaquín E. La arquitectura colonial cubana. Siglos XVI / XVII. Editorial Pueblo y Educación, 1985, p.124.

Accesos: 857 Comentarios: 0

Actualidad

(20/09/2018)
Presidente cubano intercambia sobre avance de trasvases en el oriente del país
(20/09/2018)
Sudáfrica y Cuba, por una amistad imperecedera
(20/09/2018)
World Monuments Fund premia a Eusebio Leal por sus esfuerzos por restaurar La Habana
(19/09/2018)
Anuncian actividades previas al aniversario 150 de inicio de la gesta de independencia cubana
(19/09/2018)
Comienza el día 24 en Washington jornada contra bloqueo norteamericano contra Cuba

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.