Un encuentro con Habaneras de nuevo tipo

Por: Gladys J. Gómez Regüeiferos
Publicado: 30/08/2018

                                                             

En el Centro Histórico de la ciudad, ubicado en la Habana Vieja y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1982, además de haberse restaurado la arquitectura colonial, ha dado toques de remembranzas, gracias a la labor del historiador de la ciudad Eusebio Leal Spengler. Esto supone la presencia llamativa de mujeres, por lo general afrodescendientes negras y mulatas, con singular indumentaria que se integran al entorno. Tres de ellas en la Plaza de Armas, colmada de turistas, no escaparon de mi curiosidad periodística.

 Versiones muy creativas son sus vestidos inspirados en la tradicional bata cubana. Diseñadas también para espectáculos de grupos folclóricos danzarios y de cabarets como auténtico sello de cubanía. Muy coloridas y combinadas con los turbantes al estilo de las mujeres africanas y profusión de vuelos que aluden a los vestuarios típicos de las gitanas españolas. Corroboran nuestro mestizaje étnico-cultural entre África y España. Cada muchacha se distinguía por un solo color: rojo, amarillo y el azul añil.

 Sus nombres: Gardenia Valdés Navarro, Caridad Suárez Stwar y Yanyce Vera Jay, con gentileza se presentaron como las Habaneras. Acaparan ellas las miradas de los turistas en lo que pasean con sus cestos de flores y a ratos despliegan sus abanicos con zalamería criolla. Me sorprendió, que hasta una musulmana, inconfundible por su típico chador negro se acercara para fotografiarse junto a ellas, un inolvidable recuerdo de su paso por Cuba. Para mí, corroborar una vez más, el poder visual comunicacional de la imagen como primera carta de presentación.

¿Por qué Habaneras?

 Tomó la iniciativa para responder Caridad Suárez Stwar, fundadora del proyecto Habaneras. «Fue en el año 1992 por la Empresa Carnaval con Isabel Ibaña. Luego con la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, (UNEAC) retomó el proyecto hasta que pasó a la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana. El Historiador es muy cuidadoso con su trabajo e integró a más personas: dibujantes caricaturistas, zanqueros, cartománticas, figurantes, pintores callejeros, guitarristas; cocheros para las calesas, pregoneros y a las peinadoras que es un sector muy amplio de mujeres».

 «Nosotras representamos el costumbrismo y tenemos nuestra tarjeta de identificación. Al principio, los vestuarios fueron diseñados por María Elena Molinet, investigadora de la vestimenta tradicional cubana. Ha tenido muchas variantes. Sabemos que ha sido inspirado en la bata cubana y que las vistieron las negras libertas; pero de color blanco, adornadas con detalles de color rojo. Pero así no llamaríamos la atención. Desde luego que estos vestidos son iniciativas nuestras. Buscamos la tela, el satín es más vistoso y con puntas de encajes. Nos encanta igual que el turbante, al que le añadimos una flor ».

¿En qué consiste su trabajo?

 «Estamos distribuidas en distintos espacios dentro del Centro Histórico, ̶ explica Caridad Suárez Stwar ̶  la manera de vestir responde al quehacer de cada mujer; si es peinadora, cartomántica, deciden sus gustos e iniciativas en colectivo, somos un sector identificado. Así nos conocen en el mundo a través de fotos que hemos visto en internet, pero no sabemos si ha salido algún trabajo publicado, específicamente, sobre nosotras. A los turistas y a las gentes les gustas conocer y nosotras explicarles qué hacemos, esto es un empleo, incluso pagamos nuestros tributos a la Oficina Nacional de la Administración Tributaria (ONAT), es un deber. Pertenecemos a la Oficina del Historiador de la ciudad, y estamos conscientes de contribuir, ejercemos una profesión».

 Al compartir con estas habaneras de nuevo tipo, a las que le robé un poco de tiempo, pues son muy solicitadas para fotos, añoré a Isabel Moya Richard, Isabelita para todos los que la conocimos y admiramos, durante el tiempo en que fue directora de la Editorial de la MUJER y de la revista MUJERES hasta dejarnos físicamente, quien aseveró en entrevista para los medios que «un trabajo periodístico tiene que tener una intención. (…) un periodismo que se mueva con el corazón de la gente».

 No podían faltar estas mujeres en un oficio que abre muchas interrogantes para quienes las ven cotidianamente recorrer el Centro Histórico de la Habana Vieja y que tanto pintoresquismo brinda a este espacio tan visitado y disfrutado por la población capitalina y de otras muchas provincias del país, al que el Historiador le devolvió su antiguo encanto.

Accesos: 450 Comentarios: 0

Actualidad

(20/09/2018)
Presidente cubano intercambia sobre avance de trasvases en el oriente del país
(20/09/2018)
Sudáfrica y Cuba, por una amistad imperecedera
(20/09/2018)
World Monuments Fund premia a Eusebio Leal por sus esfuerzos por restaurar La Habana
(19/09/2018)
Anuncian actividades previas al aniversario 150 de inicio de la gesta de independencia cubana
(19/09/2018)
Comienza el día 24 en Washington jornada contra bloqueo norteamericano contra Cuba

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.