Las buenas razones

Por: María del Carmen Mestas
Publicado: 10/08/2018

Créeme,/ cuando te diga que el amor me espanta/que me derrumbo ante un “te quiero” dulce,/…

Hay canciones que viven más allá del tiempo y pienso en Créeme, de Vicente Feliú, joya de nuestro cancionero. El autor  es uno de los fundadores del Movimiento de la Nueva Trova y, sobre todo, un  hombre que defiende verdades. Sus textos son expresión de la rica  sabiduría atesorada en el acontecer político y social. Una ruta musical marcada por una poética singular y que, sin embargo, no ha tenido la suficiente promoción en los medios.

Siempre es un placer recordarlo en la década del 70, mucho más delgado, transitando Neptuno o  Gervasio  imaginando la vida sin aún conocerla a fondo. Ya el poeta iba despertando y la  guitarra se fue llenando de acordes para dibujar canciones. Con toda su juvenil vehemencia se miró en los ojos de aquel primer amor y le cantó. Luego, serian  otros sucesos los que le  golpearon el pecho.

Habanero, nacido en 1947, es una de las personalidades más originales de nuestro panorama sonoro. Sus obras  se han escuchado en más de veinte países de Europa, África y América. Principalmente, ha compartido escenarios con los cubanos Silvio Rodríguez y Pablo Milanés; los españoles, Luis Edurdo Aute y Coco Senante; Isabel Parra  y el conjunto Inti Illimani, de Chile; los argentinos León Gieco y Mercedes Sosa; los uruguayos Daniel Viglietti y Alfredo Zitarrosa y de Estados Unidos: Jackson Browne, Holly Near y Little Stevens.

De su andar junto a Vicente comentó Silvio Rodríguez en una interesante entrevista  realizada por Ernesto y Guillermo Alemán:

“Vicente es mi hermano del alma, uno de los amigos más antiguos que tengo. Nos conocimos desde niños, casi adolescentes, y hemos estado en actividades bachilleriles, de estudio, de trabajo de cortes de caña, de manifestaciones,  reuniones, descargas, tertulias, en todo tipo de convivencia, porque hemos estado juntos hasta en la guerra.

Es de los trovadores con el que yo tengo más afinidad; además de la parte musical, en una forma de ver la vida, de comprenderla. Nos identificamos mucho y hemos tenido actitudes muy parecidas en numerosas oportunidades. Vicente fue a Angola dos veces conmigo, y no estuvo en el Playa Girón, pero sí en la Sierra Maestra, en el Turquino. Para cualquier actividad contingente, para cualquier actividad revolucionaria, para cualquier combate, para cualquier barricada que haya que levantar, no quiero un compañero mejor que Vicente Feliú. Para mí es el ideal”.

La  discografía del cantautor incluye: Créeme, 1978; No sé quedarme, 1985; Artepoética, 1990; Ansias del alba junto con Santiago Feliú, Aurora, 1995; Guevarianas, 1997 y Colibrí, 2000.

Ha conquistado numerosas distinciones y reconocimientos y, entre ellos, Premio de Honor Cubadisco 2012, Premio por la Cultura de la Patria Grande, Premio Pablo, Distinción por la Cultura Nacional, Medalla Alejo Carpentier, Orden Félix Varela, Premio Abril y Diploma al Mérito Artístico, entregado en el Instituto Superior de Arte, ISA.

En diversas  etapas compuso música para el teatro, la televisión y diferentes espectáculos. En la actualidad, dirige el centro cultural Canto de todos para la promoción de encuentros e intercambio  en Iberoamérica.

En ocasiones, Vicente acopla su voz a la de su hija Aurora de los Andes, quien  heredó el talento artístico de su padre. Unidos comparten  presupuestos estéticos y llevan su música al público que bien lo agradece.

Accesos: 284 Comentarios: 0

Actualidad

(18/10/2018)
Amenaza EE.UU con desplegar tropas en frontera sur ante avance de migrantes
(18/10/2018)
Recibe Vicecanciller de Filipinas a embajadora cubana
(18/10/2018)
El poder de una sonrisa
(17/10/2018)
Regresa el horario normal

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.