La masculinidad que mata

Por: Sara Más
Publicado: 05/07/2018

                                                                                     

El modelo hegemónico de masculinidad que perdura hasta nuestros días promueve ciertas prácticas de riesgo y predispone a la población masculina a las muertes violentas, de acuerdo con estudios que se acercan al tema desde la perspectiva de género.

Si bien no se puede afirmar que todas las muertes en hombres están determinadas por la socialización de género, esta explica una gran proporción de las defunciones, lo cual es particularmente evidente en las llamadas muertes violentas, afirma el doctor Orestes Canales Palacio.

Canales Palacio es autor, junto a sus colegas Dámaris Cabrera Estevan y Julio Alberto Castillo Vila, de la investigación “Mortalidad en hombres por causas violentas. Una cuestión de género”, presentada durante el 8vo. Congreso cubano de Educación, Orientación y terapia Sexual, realizado en La Habana del 27 al 29 de junio.

“Los hombres mueren más que las mujeres en Cuba, en sentido general y particularmente por causas violentas, dígase accidentes, suicidios y homicidio”, precisó Palacio, profesor de la Universidad de Ciencias Médica Miguel Henríquez.

Tras hacer un estudio descriptivo y transversal de todas las defunciones por causas violentas en el país, entre enero y diciembre de 2016, y su relación con el modelo hegemónico de masculinidad, el equipo concluyó que el sexo masculino mantiene una tendencia a incrementar el riesgo a la muerte.

De acuerdo con datos del Anuario Estadístico de Salud,  de un total de 7.506 fallecidos, 4.553 fueron del sexo masculino. De estos, 2.960 perdieron la vida por accidentes y sus secuelas, como caída accidentales, accidentes de tránsito, ahogamientos, envenenamientos, exposición a la corriente eléctrica, al  humo, el fuego y las llamas, entre otros.

Los autores resaltan, como factores de riesgo para la vida, la agresividad, la competencia y la incorporación de conductas violentas y temerarias, en aspectos tan diversos como la relación con los vehículos, las adicciones, la violencia y la sexualidad.

Otro indicador que evidencia diferencias de comportamiento por sexo es el de lesiones auto infligidas, incluido el suicidio. En defunciones por suicidio los hombres superan a las mujeres: 1.142 hombres y 287 mujeres en 2016.

Las estadísticas indican que las mujeres intentan procurarse la muerte más que los hombres, pero ellos las superan concretando el acto fatal.

“Ellos recurren a métodos más drásticos y seguros: no toman pastillas, sino que usan armas de fuego o se ahorcan, como una forma de no fallar y garantizar un suicido exitoso, de no mostrar debilidad”, sostuvo el investigador.

Una práctica que, asentada desde los modelos y estereotipos de la masculinidad hegemónica, confirman y reproducen el mito de “morir como un hombre”.

El homicidio, en tanto, se incrementó con 330 fallecidos más que en el sexo femenino, cuestión que los autores asocian a la violencia masculina aprendida, transmitida e instituida a su sexo.

El equipo investigador concuerda, finalmente, con el criterio de especialistas  que llaman a profundizar en el costo de ese patrón de masculinidad que lleva a los hombres a someterse a situaciones violentas en detrimento de su salud y que resulta, muchas veces, en muertes

Accesos: 1276 Comentarios: 0

Actualidad

(10/12/2018)
Resaltó Díaz Canel el papel de Cuba en los derechos humanos
(10/12/2018)
Médicos convertidos en ángeles
(10/12/2018)
EE.UU.:2018 es año récord en agresiones escolares con armas de fuego
(07/12/2018)
Felicita Raúl a la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.