Movimiento feminista cubano cobra vida en la pantalla

Por: Lisandra Chaveco
Publicado: 05/07/2018

Mientras el mundo continúa moviéndose sobre bases machistas, patrones sexistas y de discriminación, escuchar nombres como Pilar Morlón de Menéndez, Pilar Jorge Tella, Mariblanca Sabas Alomá o Dulce María Borrero pudieran resultar ajenos.

Precisamente para dar vida a las historias de estas mujeres y tantas otras que como ellas protagonizaron el debate feminista en la década del 20 en Cuba y contribuyeron a obtener muchos de los beneficios que hoy disfrutan las cubanas, la cineasta Marilyn Solaya emprende un nuevo proyecto documental titulado “100 años de divorcio”.

Dedicado a la figura de Isabel Moya Richard, periodista, feminista e incansable luchadora por la igualdad de género, el audiovisual comenzará a rodarse el próximo 11 de julio y contará con la actuación de las actrices Isabel Santos y Andrea Doimeadios en sendos protagónicos, que como parte de este relato coral intentan amplificar en el presente los aportes de las sufragistas y feministas a la sociedad cubana, subrayó la realizadora.

El documental tiene como referente fundamental el libro “En busca de un espacio. Historia de mujeres en Cuba” (Editorial Ciencias Sociales, 2003) del historiador Julio César González Pagés, quien será el narrador y asesor del audiovisual.

Para González Pagés, el documental “es también un homenaje a esa mitad invisible de la historia cubana, vilipendiadas e incomprendidas en su tiempo y en la actualidad apenas nombradas”.

Entre esas mujeres, algunas anónimas, figuraron intelectuales, pintoras, periodistas, pedagogas, tabaqueras y obreras de diversa procedencia, quienes cien años atrás, el 3 de julio de 1918 crearon el Club Femenino de Cuba, organización que desempeñaría un rol trascendental en la organización del movimiento feminista en la nación caribeña.

                                                        I Congreso Nacional de Mujeres celebrado en abril de 1923 en el Gran Teatro de La Habana, que en aquella época se llamaba Gran Teatro Nacional. Cortesía : Julio César González Pagés.  «Han existido muchas historias de mujeres, la mayoría donde a ellas

El audiovisual “100 años de divorcio” forma parte de Todas, un proyecto que producirá además un largometraje de ficción homónimo y que estará visibilizando importantes reivindicaciones alcanzadas por las feministas de la época, entre ellas la ley que les permitía administrar sus bienes de manera independiente (1917) y la Ley del Divorcio Vincular (1918), a través de la cual podían tener un nuevo matrimonio.

Como asegura la directora de Vestido de Novia (2014), “Todas es más que una película, es un esfuerzo colectivo por preservar una parte importante de la memoria y la cultura del país”.

El documental cuenta con el apoyo de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) y la contribución de ICAIC y de la Plataforma por la Equidad de Género con Incidencia Nacional PEGIN, que agrupa a la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades, el Centro Oscar Arnulfo Romero, el Centro Nacional de educación Sexual, la Unión Nacional de Juristas de Cuba, la Editorial de la Mujer y el Proyecto Palomas.

 

Accesos: 250 Comentarios: 0

Actualidad

(21/07/2018)
Cuba celebrará semana mundial de la lactancia materna
(21/07/2018)
Tres películas cubanas hacia el 40 Festival de Cine de La Habana
(21/07/2018)
Hija de Víctor Jara pide extraditar desde EE.UU a uno de los responsables del crimen
(20/07/2018)
Diputados cubanos inician estudio del Anteproyecto de Reforma Constituciona

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.