El reciclaje, imperativo y oportunidad

Por: Lirians Gordillo Piña
Publicado: 21/06/2018

El reciclaje impacta positivamente en el bienestar ambiental y humano, además de ser fuente de recursos y desarrollo económico para los países. Cuba cuenta con una política nacional de reciclaje instituida desde 1975 con la ley 1288. No obstante, el desarrollo de esta industria es aún limitada.

Durante la primera sesión de XV Congreso Internacional de Reciclaje se debatió sobre las proyecciones y retos de un sector que en los últimos años, a partir de las transformaciones económicas que vive el país, experimenta transformaciones. El congreso se celebra en el Palacio de Convenciones del 20 al 22 de junio como parte de la Convención Internacional Cuba Industria 2018.

“En el mundo la empresa del reciclaje se encuentra en pleno proceso de desarrollo tecnológico, crecimiento y expansión incrementándose cada vez más el número de países que lo asimilan por su  elevado impacto económico, medio ambiental y social”, dijo Marilyn Ramos Polanco durante la conferencia magistral Proyección de la industria del reciclaje en Cuba.

Según datos oficiales en los últimos cinco años en el país hubo un incremento del 6% de los índices de reciclaje, cifra que sigue siendo insuficiente si se considera que anualmente alrededor de 5 millones de toneladas de residuos  pudieran reciclarse; incluyendo los residuos sólidos urbanos (RSU). Sin embargo, como promedio anual solo se procesan 400 mil toneladas.

A pesar de contar con políticas y directrices que apuntan a un desarrollo del reciclaje en nuestro país, las limitaciones principales radican—según la vicedirectora general de la Unión de Empresas Recuperadoras de Materias Primas (UERMP) —en el poco desarrollo tecnológico.

“La infraestructura propia que se utiliza para el desarrollo de esta rama industrial se encuentra debilitada”, afirma Ramos Polanco.

Entre los residuos que no pueden procesarse por falta de tecnología se encuentras: los neumáticos, las botellas de ron personalizadas, la maderas, escombros de demoliciones, baterías de todo tipo, chatarra electrónica, embaces especiales de cartón con recubrimientos metálicos y plásticos.

Ampliar la capacidad de procesamiento de residuos ferrosos, no ferrosos y no metálicos está entre los principales objetivos del plan de desarrollo de esta rama para los próximos años.

“La estrategia de reciclaje en Cuba se ha concentrado desde 1961 hasta la actualidad en la recuperación de desechos y su procesamiento primario y no en la fabricación de nuevos productos con material reciclado que incremente los aportes a la economía del país a partir de estos desechos”, explicó la experta.

Ese es uno de los objetivos que están en la mira de los próximos años. Ramos Polanco explicó que además la UERMP se propone:

  • Introducir tecnologías que permitan industrializar el reciclaje de la chatarra procedente de equipos eléctricos y electrónicos que en estos momentos se procesan a niveles muy bajos.
  • Aprovechar las potencialidades de los RSU que actualmente constituyen el mayor potencial no explotado en Cuba.
  • Ampliar y mejor los servicios de compra de materias primas a la población.
  • Diversificar las exportaciones de estos productos.

De la industria al pueblo, el barrio, a la casa

El cambio de mentalidad deberá imponerse para superar las concepciones que limitan a basura y desechos, los residuos. La responsabilidad estatal, privada y ciudadana y el compromiso con un desarrollo sostenible no es para mañana.

Por eso Odalys C. Goicochea Cardoso, directora de Medio Ambiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA),  insiste en los beneficios y la sinergia prevista entre la política de reciclaje y los lineamientos y proyecciones de la política ambiental en el país.

 “Entre las cuestiones urgentes está lograr la estabilidad en los servicios de recogida, eliminar la disposición incontrolable de residuos e implementar prácticas innovadoras y efectivas para la prevención de residuos”, dijo Goucochea durante su intervención en el XV Congreso Internacional de reciclaje.

Para incentivar el reciclaje como práctica industrial, comunitaria y ciudadana las autoridad del  UERMP prevén algunas iniciativas.

Una de ellas es la recogida “puerta a puerta” como un servicio que a través de un teléfono o correo electrónico pueden solicitar trabajadores por cuenta propia o entidades que generen un volumen considerable de residuos. La idea está concebida principalmente para el sector de los servicios y la hotelería.

Otra de las propuestas presentadas fueron los puntos limpios, estructuras de almacenamiento que de acuerdo al lugar donde se ubiquen pueden recibir grandes volúmenes de residuos clasificados, que la población deposita de manera gratuita y voluntaria.

“Uno de los requerimientos para esta experiencia es que sea accesible en horario laboral pues necesitamos un representante de Materia prima que garantice no exista contaminación de los distintos residuos”, refirió Ramos Polanco.

Ampliar el proceso inversionista, avanzar en la concientización y organizar los ciclos de recogida y tratamiento de los residuos son retos inmediatos de un sector prioritario no solo para la economía del país, sino para la vida.

Accesos: 110 Comentarios: 0

Actualidad

(21/09/2018)
Cuba: Presidió Raúl Castro conmemoración del Congreso Campesino en Armas
(21/09/2018)
Mandatarios del mundo ofrecen condolencias por fallecimiento de presidente vietnamita
(21/09/2018)
Vicecanciller cubana Ana Teresa González dialoga con representantes polacos
(21/09/2018)
EEUU valora redistribuir presupuesto para mantener bajo custodia a niños indocumentados
(20/09/2018)
Presidente cubano intercambia sobre avance de trasvases en el oriente del país

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.