¿Seremos ya plenamente humanas?

Por: Sara Más
Publicado: 19/05/2018

“Somos las más pobAlda Faciores de los pobres, por lo que para eliminar la pobreza es imprescindible tomar en cuenta las estructuras de género que mantienen y profundizan la pobreza de las mujeres”, aseguró la jurista y feminista costarricense Alda Facio*, al dictar una conferencia magistral durante la VII Conferencia Internacional Mujer, Género y Derecho, que se realiza del 16 al 18 de mayo en la capital cubana.

La experta internacional en género y derechos humanos partió de recordar el camino iniciado hace 25 años desde en  la Conferencia de Viena que, entre muchos logros, reconoció que los derechos de las mujeres son derechos humanos y que la violencia contra las mujeres es un problema de derechos humanos, lo que marcó una diferencia para las doctrinas jurídicas de los países.

“Antes de Viena, los movimientos feministas y los que defendían derechos humanos trabajaban por separado en nuestras sociedades, donde la discriminación contra las mujeres estaba invisibilizada o justificada”, sostuvo y agregó que “el derecho de las mujeres a la igualdad se empezó a discutir más seriamente en foros internacionales y nacionales”.

Como resultado, la igualdad entendida como resultado de al eliminación de todas las formas de discriminación y no como trato idéntico se ha introducido en las legislaciones de la mayoría de los Estados, aunque no en la práctica, reflexionó durante la conferencia, titulada “¿Después de 25 años, seremos ya plenamente humanas?”.

Aunque reconoció avances en leyes, políticas, participación y educación de la mujer, entre otros espacios, la Presidenta del Grupo de Trabajo contra la Discriminación de la Mujer del Consejo de Derechos Humanos de la ONU aseguró que esa discriminación persiste tanto en el ámbito público como el privado, en tiempo de conflictos armados y de paz, y en todas las regiones.

“Las mujeres no somos uno entre varios grupos vulnerables, como muchas veces nos conciben; somos la mitad de la población mundial y, en algunos casos, hasta somos mayoría dentro de los grupos vulnerables; por ejemplo, personas en situación de pobreza o víctimas de explotación sexual”, puntualizó.

En el contexto actual, las mujeres mantienen una participación en la vida política y pública demasiado baja (20 % en parlamentos y 17 % como jefas de Estado y Gobierno), siguen cobrando menos por trabajo de igual valor y son mayoría en el desempleo, citó como ejemplos.

Demasiadas pierden sus vidas al negarles derechos sexuales y reproductivos, una de cada tres sufre violencia, 80.000 mueren cada año por abortos inseguros y cinco millones sufren de incapacidad debido a negligencia, violencia obstétrica o falta de servicios  de salud reproductiva, agregó a la lista.

“Ningún país del mundo ha alcanzado la plena igualdad sustantiva de la mujer y, lo que es peor, todavía persiste la idea de que la igualdad no es necesaria”, sostuvo.

“Que se nos considere plenamente humanas solo es posible a través de considerarnos  como iguales en nuestras diferencias mutuas con los hombres” insistió Facio.

Advirtió que, en los últimos años, se viven serios retrocesos en nombre de  la cultura, la religión o la tradición, que amenazan el progreso en el logro de la igualdad para las mujeres.

Junto a las intenciones de homologar a las mujeres con la familia y la sustitución de los institutos de las mujeres por ministerios e institutos de la familia, se distorsiona el concepto de género por grupos conservadores y religiosos, asoma la misoginia en los espacios políticos nacionales e internacionales y se van desdibujando las propuestas de igualdad por las acciones de grupos anti derechos.

Una de las expresiones de la misoginia está en la forma que los medios tratan, y la mayoría de la gente nos percibe, a las feministas, añadió y dijo que debe reconocerse que las teorías feministas han hecho mucho no solo por las mujeres, sino por la paz, la democracia y la justicia.

“Siguen estigmatizadas en vez de ser reconocidas como lo que son: teorías que nos abren caminos antes totalmente vedados a las mujeres, que nos muestran otras posibilidades para hacer de nuestro mundo un lugar más sostenible y feliz”, concluyó.

*Alda Facio Montejo, es una jurista feminista, escritora, docente y experta internacional en género y derechos humanos referente en Latinoamérica.

Accesos: 1456 Comentarios: 0

Actualidad

(05/12/2019)
Inicia sus actividades en Cuba la directora general de la UNESCO
(05/12/2019)
Una cifra récord de personas necesitará ayuda humanitaria en 2020
(05/12/2019)
Película argentina abre hoy Festival del Nuevo Cine Latinoamericano
(05/12/2019)
Recibe Ana María Mari Machado a embajadora de Croacia en Cuba

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.