La pasión de Clara Zetkin

Por: Marilys Suárez Moreno
Publicado: 09/03/2018

En el verano de 1910 se celebró en Copenhague, Dinamarca, la Segunda Conferencia de Mujeres Socialistas. Ámbito propicio para que la delegada Clara Zetkin, correspondiendo a los deseos de las mujeres de unirse y luchar por sus derechos, paz y seguridad, propusiera organizar anualmente un Día Internacional para la Mujer.

Con entusiasmo se acogió la idea de la dirigente femenina alemana, quien muy tempranamente dio muestras de su pasión por la justicia y la igualdad de género. La proclamación del ocho de marzo fue el colofón de múltiples vivencias de las trabajadoras del mundo a lo largo de décadas de conflictos de clase entre el capital y el trabajo; también de las experiencias de las sufragistas y de las batallas de los pueblos por la independencia y la paz.

Contemplada infinidad de veces en documentales y recortes de prensa, la figura de la legendaria anciana alemana quedó vinculada a la fecha trascendente por ella propuesta: el Día Internacional de la Mujer.

Años después, cuando su hijo Máximo la reprendió por trabajar tanto, Clara Zetkin le comentó a este, con un tanto de picardía “No hubiera tenido que “inventar” en 1910 la fecha del ocho de marzo”.

 Como muchas jóvenes de su época, Clara Eissmer, su apellido de soltera, fue enviada a estudiar magisterio a Leipzig. Allí se enamoró del estudiante ruso Otto Zetkin, con quien se casó, adoptando el apellido de éste. Ligada a las luchas de su pueblo, se convirtió en una entusiasta dirigente, cuya labor con las masas femeninas devino la tarea más cardinal de su vida.

La tarea más importante en la vida de Clara Zetkin fue su labor con las trabajadoras de su país y de Europa toda. Apasionada internacionalista, la dirigente alemana escribió innumerables páginas a favor de los derechos femeninos.

“Incorporar a la mujer a la sociedad y para la sociedad, dijo, significa duplicar las fuerzas productivas; significa una más rica y variada calidad de las conquistas”, dijo.

Dinamarca, Alemania, Austria y Suiza, fueron los primeros países donde se celebró por primera vez en 1911, el Día Internacional de la Mujer. Ocasión en que las féminas reivindicaron su derecho a votar y a ser elegidas, al trabajo y a una vida de paz y felicidad.

 Hoy la fecha constituye una jornada de lucha y recuento para las mujeres del planeta, ora como marcha de combate o fiesta de la solidaridad. En Cuba, la celebramos como una jornada de amor y reconocimiento a las mujeres por su protagonismo y el aporte que brindan a la sociedad, donde ellas son desde 1959, parte indiscutible  de su inserción  en la vida económica, científica, cultural y social del país.

Accesos: 860 Comentarios: 0

Actualidad

(13/12/2018)
Sesionó Pleno del Comité Central del PCC que analizó el Proyecto de Constitución
(12/12/2018)
Díaz-Canel: Discurso de EEUU sobre derechos humanos es hipócrita
(12/12/2018)
Raúl Castro recibe a médicos cubanos provenientes de Brasil
(11/12/2018)
Fernández de Cossío y Bruno Rodríguez responden a falsas imputaciones del Departamento de Estado de los Estados Unidos contra Cuba

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.