El alma de los necesitados: Celia Sánchez Manduley

Por: Rosa María Godoy
Publicado: 11/01/2018

Celia Sánchez, la más autóctona flor de la Revolución, como la llamara Armando Hart, la guerrillera ejemplar, la combatiente amada por todo un pueblo, supo desde muy temprano de qué lado estaría la causa de su vida; y ese accionar sin descanso por los más humildes y para los humildes lo aprendió de José Martí, de la mano de su propio padre.

Fue de las primeras mujeres en empuñar las armas. Jugó un decisivo papel en la preparación del desembarco del Granma en la provincia de Oriente donde organizó a los campesinos de la zona para que le ofrecieran apoyo a los expedicionarios.

Aunque una fecha no es suficiente para recordar a un artífice de libertad, de todos modos vale evocarla en el contexto actual por su amplísimo legado que no ha podido ni podrá borrarse por su amor, intransigencia, capacidad de lucha y humanismo.

Recordar a Celia Sánchez Manduley es abrirnos el corazón. Mujer toda entrega que vino al mundo el 9 de mayo de 1920 en Media Luna, en la provincia de Granma y que pasó a la inmortalidad el 11 de enero de 1980.

Celia no solo fue la guerrillera de la Sierra, la mano derecha de Fidel Castro, también fue al alma de los necesitados, con una gran fortaleza de carácter, tenacidad y sensibilidad patriótica y política.

El 19 de marzo de 1957 sube a la Sierra Maestra y se incorpora como combatiente al Ejército Rebelde. Fue la principal promotora de la creación del pelotón femenino "Mariana Grajales" y la primera mujer que ocupó la posición de soldado en las filas de dicho ejército.

El 28 de mayo, como integrante del pelotón de la comandancia, combatió en El Uvero. Pocos días después de esa acción, Fidel la envió de nuevo al llano con importantes encomiendas. Esta resultó la etapa de mayor peligro.

Después del triunfo de la Revolución, desempeñó el cargo de Secretaria de la Presidencia del Consejo de Ministros de Cuba sirviendo al Departamento de Servicio del Consejo de Estado hasta su fallecimiento, el 11 de enero de 1980. Junto a Fidel Celia Sánchez participa en diversos combates y marcha en la Caravana de la Victoria en enero de 1959. Después del triunfo de la Revolución, desempeñó el cargo de Secretaria de la Presidencia del Consejo de Ministros de Cuba sirviendo al Departamento de Servicio del Consejo de Estado hasta su fallecimiento, el 11 de enero de 1980.

Asumió importantes tareas y responsabilidades y fue participante activa de los momentos más trascendentales de la Revolución Cubana, de todas las actividades relevantes y las obras más significativas emprendidas después del triunfo del 1 de enero de 1959.

Esa espiritualidad y vocación de rebeldía y justicia, nutrieron su existencia e hicieron de ella un alto símbolo del valor. Decir Celia Sánchez es evocar la ternura y el arrojo de la mujer cubana en todas las etapas de la lucha hasta nuestros días.

Tomado de Radio Rebelde

Accesos: 227 Comentarios: 0

Actualidad

(21/09/2018)
Cuba: Presidió Raúl Castro conmemoración del Congreso Campesino en Armas
(21/09/2018)
Mandatarios del mundo ofrecen condolencias por fallecimiento de presidente vietnamita
(21/09/2018)
Vicecanciller cubana Ana Teresa González dialoga con representantes polacos
(21/09/2018)
EEUU valora redistribuir presupuesto para mantener bajo custodia a niños indocumentados
(20/09/2018)
Presidente cubano intercambia sobre avance de trasvases en el oriente del país

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.