Simplemente Magaly

Por: Yilena Oramas García, estudiante de Periodismo
Publicado: 12/01/2018

Magaly Bernal Hernández es esa mujer que deleita con su voz a los radioyentes matanceros desde 1970. Es dueña de una trayectoria avalada por más de 30 premios y condecoraciones como actriz y locutora. Bajita, delgada, siempre arreglada. Recorre los pasillos de Radio 26 cada día con la misma ilusión, como si su espíritu pasara por los años y no viceversa. Gusta de conversar y lo hace con desenfado, me atrevería a decir que es capaz de sacar una sonrisa a cualquiera.

Magaly recuerda con cariño sus orígenes: “Nací en el año 1950, un 18 de octubre, en un barrio que le decían “Bachicha”, muy cercano al parque René Fraga, al que por suerte he tenido frente a la emisora todos estos años porque es el lugar que más me gusta de Matanzas. Me di cuenta de que me interesaba la actuación con el paso de los años, yo al principio lo que hacía era cantar. Cuando era niña me disfrazaba y cantaba delante del espejo, en la barbería, en la bodega…”

“Lo de actuar viene porque mi hermano mayor comenzó con 18 años a recibir clases de actuación en Sauto y yo en aquel entonces, con once, empecé a cantar allí también y él me llevaba a los ensayos, cuando se acababan los míos me quedaba mirándolo y así recibía clases como oyente, cada vez me fui interesando más.”

“A los doce años paso a un grupo dramático de aficionados, ahí había muy buenos talentos como Xiomara Fernández, que hoy ya no está entre nosotros. Cuando iba a cumplir 14 lanzan una convocatoria para el grupo de teatro en el que ya mi hermano estaba encaminado hacía rato, Xiomara y yo decidimos hacer las pruebas para entrar, pero no teníamos edad suficiente. Al final logramos convencer al director y aprobamos.”

Mi entrevistada me hace estas anécdotas con un brillo especial en los ojos. Es entonces que le pregunto, si amaba tanto las tablas, por qué irse para la radio.

“No puedo decir que se perdió el milagro, porque el amor por el escenario no se pierde nunca, pero en aquel tiempo empieza a resquebrajarse el mantenimiento de los grupos de teatro, hubo un relajamiento por parte de los funcionarios, de gente que ´se supone´ debería apoyarnos y yo no puedo dejar de sentirme útil.

“Ya Xiomara se había ido para Radio 26 y yo decido seguirla. Apruebo las pruebas para actriz, pero resulta que no quedaban plazas y empecé como locutora. La locución fue algo accidental y nunca, fíjate, NUNCA me imaginé que fuera a gustarme tanto. Cuando comencé a conocerla de verdad me di cuenta que tiene tantas aristas y tantas posibilidades de explotar lo que es creatividad, porque tiene narración, conducción, animación, declamación… y ninguna se hace igual aunque parezca. Después es que logro pasar al cuerpo dramático.”

Ha hecho muy buenos programas humorísticos: Gracias por su risita, A bolina y todo el que me habla de ella dice que es un “muy cómica”, ¿se considera como tal?: “No puedo decir así tajantemente que soy una persona cómica, pero si la gente me lo sigue diciendo voy a tener que creérmelo. Lo que pasa es que me gusta hacer reír y que pasen un buen momento con algo que yo diga. En mi familia materna todos eran simpatiquísimos y me reía mucho con ellos, también Xiomara era una mujer muy simpática…”

Y ahora me habla de Xiomara Fernández así, de pronto, sin necesidad de indagaciones, con un orgullo y un amor tremendos. Me cuenta que “-…tenía una imaginación increíble. La menciono mucho porque nos críamos como hermanas y siempre estuvimos juntas en todos los caminos. Además, fue una profesional que admiré muchísimo.”

Magaly siente placer en la piel de toda clase de personajes, independientemente del género y el medio en que los encarne: “Pienso que “actuar” es actuar. A mí me da lo mismo humorístico, que trágico, que de terror, ¡me da igual!”

No solo el teatro y la radio han tenido la suerte de contar con su presencia: “En la televisión, con la creación del telecentro TV Yumurí, participé junto a otros compañeros actores de Radio 26 en los dramatizados que empezaron a grabarse, y más tarde se hizo el campesino, donde trabajaba en la sección humorística con el personaje de María Candela, mucha gente me recuerda por él y actualmente lo estoy haciendo en el programa campesino de radio. También participé en una revista y en tres spots.”

Esta mujer ha dedicado gran parte de su carrera a entretener a los más pequeños, lo que la ha hecho merecedora del premio Caricatos de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) a mejor actuación en programa infantil en 2005.

“Los niños son el público más sincero. Siento la gran satisfacción de haber trabajado en el programa infantil desde que entré a la emisora prácticamente. Ha sido el que más he disfrutado, siempre digo que es mi bálsamo, mi calmante. Puedo tener los problemas más grandes que cuando empiezo a grabarlo se me olvidan… de hecho  siempre ha sido así, el oyente no tiene la culpa y me pagan por eso, he tenido la suerte  de que me paguen por divertirme.”

La radio ha perdido audiencia por parte de los jóvenes en estos últimos tiempos y Magaly nos cuenta a qué cree que se deba.

“No quiero quitarnos la responsabilidad que como medio de difusión nos toca…, pero estoy segura de que una de las cosas que ha contribuido es el auge de las tecnologías y los llamados “paquetes”, que de verdad son unos ´paquetes´. La juventud debe tener quién les oriente ese consumo cultural. Creo que deberíamos hacer cosas más atractivas y creativas, ver qué es lo que les interesa, qué desean oír.”

Tal vez muchos no sabían que Magaly Bernal fue quien cubrió el traslado por Matanzas de los restos de Ernesto “Ché” Guevara y sus compañeros para la radio nacional en el punto de Control Remoto ubicado en el poblado de Perico. Aun se emociona al hablar de esta experiencia y cuando me habla de ella las lágrimas están a punto de brotar por sus ojos.

“Fue inolvidable, una responsabilidad muy grande porque era yo sola en vivo por las frecuencias de toda Cuba y de otros países, no había margen ha equivocaciones… y se trataba del Ché”

Para finalizar me asegura,“ Yo no me siento en mi casa para nada, me quedan  muchas cosas por hacer”. Y así es, ella no teme al futuro ni a los retos que su profesión impone. Le sobran ganas de vivir, de seguir animando a todos con su simpatía, le sobran ganas de querer a los niños y a su ciudad, que no cambia por nada del mundo… le sobran ganas de ser, simplemente, Magaly.

Tomado de Radio 26

Accesos: 290 Comentarios: 0

Actualidad

(21/06/2018)
Ciencia y política en diálogo
(21/06/2018)
Economía cubana e inversión extranjera centraron análisis de reunión del Consejo de Ministros
(21/06/2018)
Trump retrocede y firma orden ejecutiva para detener separación de familias de migrantes
(21/06/2018)
Acusan de fraude sistemático a Sara Netanyahu, esposa del primer ministro israelí
(21/06/2018)
Dibuja «un futuro a tu medida»
(21/06/2018)
El reciclaje, imperativo y oportunidad
(21/06/2018)
Hogar 8 de Marzo, referente en el sistema de salud en Holguín

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.