Publicación semanal de las cubanas
En esta edición: Del 7 al 13 de diciembre de 2017
Revista mujeres
Revista mujeres

En Matanzas: Cuidando al prematuro

Publicado: 07/12/2017

Respira...Una carita menuda se asoma debajo del gorrito. Tiene los dedos largos ¿Cómo mamá? ¿Cómo papá?...Respira. Las medias tejidas le quedan grandes, pero estira llena de vida los piecitos. Ella la acaricia, la abraza enamorada. ¡Verdad que está linda! Y sí que es hermosa la niña de Diansy. Tiene en su rostro pintada la esperanza.

Solo tenía 28 semanas y pesaba 850 gramos(g) cuando llegó al mundo, pero Diansy Delgado Fernández no tardó en confiar. Los médicos le explicaron todo. A pesar de las dos preeclampsias durante el embarazo, su hijita podía mejorar.

Después de 54 días después nota la diferencia entre sus brazos. La pequeña al fin pesa 1540 g. Fue un proceso difícil, pero seguirá aumentando. La familia y el personal de salud del Hospital Materno Infantil no descansarán hasta lograrlo.

Latidos…compartidos

Convertido en centro de referencia provincial de atención al recién nacido con peso inferior a los 1500 g al nacer, el servicio de Neonatología del Hospital Ginecobstétrico Julio Rafael Alfonso Medina, de Matanzas se esfuerza por elevar la calidad y sobrevida de sus pacientes.

Sin embargo, todavía algunos de sus trabajadores recuerdan los inicios de este edificio, constituido maternidad obrera donde se encontraba el cunero. No olvidan que tras su ampliación fue pionero en el alojamiento conjunto y el uso de la fototerapia.

Luego, la elevación de su nivel científico traería nuevos augurios para la tasas de nacimientos en una época en la cual ya el propio servicio formaba a sus especialistas, bajo la tradición de de trabajar mucho y garantizar la superación.

Según la doctora Iraida Pérez González, especialista de primer grado en Neonatología y jefa de servicio, en la actualidad los indicadores evidencian una disminución de la mortalidad infantil con respecto al año anterior, a pesar de que se mantiene elevado el índice de bajo peso y prematuridad.

 “Hemos alcanzado mayor sobrevida en menores de 1500 g y en los niños ventilados como parte del tratamiento al paciente crítico, además de lograr mejores resultados en cuanto a la atención al parto pretérmino, las salas de reanimación y cuidados progresivos”, agrega.

El mismo anhelo une a los 15 especialistas y al personal de enfermería altamente calificado que integra este equipo. Para ellos resulta esencial el servicio Piel a piel, donde la madre precozmente interactúa con su hijo, así como la lactancia materna exclusiva, la cual ya suma al 99 por ciento de los niños prematuros que egresan de la institución.

La disminución de las secuelas en tales pacientes, su seguimiento a través de las consultas de neurodesarrollo, la incorporación desde septiembre del pesquisaje auditivo al ciento por ciento de los niños que nacen en la maternidad y la vacunación e interconsultas con las especialidades necesarias, son otros de las garantías que reciben estos pequeños.

La dicha de vivir

Camila adora escuchar la voz de su papá. Pega al oído a la radio y aunque todavía no entiende nada de pelota lo reconoce allí narrando el partido. Deja escapar entonces esa sonrisa capaz de iluminarlo todo, esa sonrisa que conquistó por segunda vez a los médicos cuando la vieron llegar hace varios días al hospital de la mano de sus padres para agradecerles la dicha de estar viva.

Como ella, se sumaron recientemente a la celebración por el Día del Niño Prematuro, otros principitos que también recibieron en la sala el amor y la atención para llegar sanos al regazo de la familia. Experiencias que inevitablemente marcan la cotidianidad de estos profesionales.

Maikel Manso Rodríguez, jefe de enfermeros del servicio, recuerda en particular al pequeño de Iraisa Campanioni, prematuro de muy bajo peso, con larga estadía en sala: “Requirió grandes cuidados porque estuvo en ventilación y presentó una serie de complicaciones propias del pretérmino. Luego de notar su progreso en cada una de mis guardias comprendí que su avance también dependía de nosotros”.

 “Sabemos que vale la pena el sacrificio. Los acompañamos las 24 horas del día y nos encargamos de cuidados esenciales como la alimentación”, confiesa la licenciada jovellanense Mileysis Viart Carrera, enfermera obstetra que desde hace algún tiempo apoya al personal.

Por su parte, Lianne Rivera, especialista de Neonatología con 10 años de experiencia confiesa que aunque ha aumentado el número niños con bajo peso al nacer, es reconfortante trabajar con ellos y lograr que salgan sanos del centro.

Ella previene, ustedes previenen… tod@s prevenimos

Prevenir dicho tipo de partos constituye otras de las preocupaciones de estos neonatólogos que unidos a los especialistas en obstetricia recuerdan la importancia de acudir al médico de familia, incluso antes del gestación para conocer los riesgos y actuar en base a ellos.

 “Entre los factores fundamentales se encuentran las enfermedades asociadas al embarazo como la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, el hábito de fumar, la multiparidad, haber tenido un parto anterior pretérmino, factores donde desempeña un papel esencial la Atención Primaria de Salud mediante el pesquisaje, las interconsultas y el ingreso en caso de que sea necesario”, señala la doctora Iraida Pérez.

Gerardo Robaina Castellanos, especialista de segundo grado en Neonatología y Doctor en Ciencias enfatiza en la necesidad de evitar el coito desprotegido, mantener la adecuada nutrición, asistir a los cuidados prenatales y usar los esteroides recomendados por el médico a aquellas mujeres que los requieran.

 “Tratamos de seleccionar los tratamientos menos invasivos, prestamos especial atención a la superación, así como a la incorporación de personal joven e incorporamos a las madres en los cuidados que se llevan a cabo en la sala, pero depende también de los familiares brindarles el apoyo necesario a estos pacientes, promover la lactancia materna y no crear situaciones de ansiedad en los padres mientras los pequeños se encuentran en terapia”, añade el también profesor titular.

En la sala llora un niño. Batas blancas recorren los pasillos de un lado a otro. Afuera no pocos parientes esperan noticias. Algunos se muestran incómodos. No todo es color de rosa en el hospital, no, falta mucho por hacer; pero allá en la sala de Neonatología un grupo de profesionales se esfuerza por mejorar la calidad de vida de sus pacientes.

Tomado de Periódico Girón

Accesos: 144 Comentarios: 0

Actualidad

(11/12/2017)
Danza y audiovisual por la no violencia
(11/12/2017)
Presentarán en Cuba audiolibro sobre Alicia Alonso
(11/12/2017)
Rendirán homenaje a la Doctora Áurea Matilde Fernández Muñiz
(11/12/2017)
Acusan formalmente a Donald Trump de abuso contra mujeres

Otras secciones

Directora General: Isabel Moya Richard
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.