Publicación semanal de las cubanas
En esta edición: Del 7 al 13 de diciembre de 2017
Revista mujeres
Revista mujeres

Violencia contra mujeres y niñas en Cuba a debate

Por: Manuel Alejandro Hernández Barrios
Publicado: 07/12/2017

Desde el 25 de noviembre y hasta el venidero 10 de diciembre se celebra en Cuba la Jornada por la No Violencia contra las mujeres y las niñas. ¿Qué mujer no ha sido víctima alguna vez de algún tipo de abuso o de acción violenta sobre ella? Niñas y mujeres son objeto del abuso de quienes sienten tener poder sobre ellas. ¿Cuáles son los mitos y las falsas creencias relacionados a la violencia contra la mujer? Sobre estos asuntos se reflexionó en el espacio televisivo Mesa Redonda de este martes cinco de diciembre.

“Los hombres se ponen violentos cuando beben”, “el maltrato sicológico no es tan grave como el físico”, “las mujeres callan o retiran la denuncia porque les gusta que las maltraten”, “entre marido y mujer nadie se debe meter”, “me cela porque me quiere”, “quien bien te quiere te hará llorar”, “hay que aguantar los golpes por el bien de los hijos”, “ningún hombre maltrata por gusto, algo habrá hecho ella”, “cuando una mujer dice no en realidad quiere decir sí”, estos y otros mitos y creencias pueden ser llevados a debate en cualquier escenario.

¿Es un problema en Cuba la violencia contra la mujer? Al respecto la doctora Mayda Álvarez Suárez, directora del Centro de Estudios de la Mujer de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) aclaró que el término de violencia se refiere a la vulnerabilidad de derechos, a la violación de los derechos de las personas, a la laceración de la dignidad, de su autoestima, la limitación de su autonomía.

La FMC trabaja por la dignidad de la mujer, porque conquiste su autonomía, por eliminar cualquier tipo de opresión, por lo que trabaja también por eliminar cualquier tipo de violencia. Por ello trabaja en realizar acciones de capacitación, de divulgación, participa en campañas y grupos integradores fortalece a la organización para trabajar el tema. Utilizan como herramienta de trabajo los libros de registros de las casas, en los que aparece un diagnóstico de aquellas personas que acuden en busca de ayuda.

Anunció que según una encuesta nacional sobre igualdad de género realizada en conjunto con el Centro de Población y Desarrollo de la Oficina Nacional de Estadísticas y con el apoyo del Fondo de Población, UNICEF y PNUD, con una muestra representativa de unas 19 mil 800 personas, arrojó que casi el 52 % de las personas entrevistadas piensan que la violencia en el país es poca, más del 29 % considera que es mucha y cerca del 10 % respondió que no existe. Por tanto, un 80 % de la muestra reconoce la existencia de un problema. Respecto a otras épocas se reconocía menos la existencia de la violencia como problema.

Agregó que en casi 10 mil mujeres con pareja un 27 % de ellas reconocieron alguna manifestación de violencia en los últimos 12 meses. El tipo de violencia predominante es la sicológica. Un aspecto relevante de la encuesta es el reconocimiento por parte de la mujer cubana de otros tipos de violencia a parte de la física, como son la económica o la sicológica. Impedir que la mujer trabaje, obligarla a pedir permiso, las miradas autoritarias, el exceso de control, los empujes, los golpes, tirarle algún objeto, obligarla a tener relaciones sexuales y obligarla a tener relaciones sin condón son algunas de las más frecuentes formas de violencia contra la mujer identificadas en la encuesta.

De todas las mujeres encuestadas solo alrededor del 3 % buscaron ayuda para ellas mismas, un 1 % lo hizo para otras personas, y es frecuente que acudan a las instancias de policía y fiscalía en primer lugar y a las casas de orientación, las trabajadoras sociales y otras instancias de la FMC en segundo lugar.

“Las leyes actuales son suficientes si los profesionales actuaran con mayor sensibilidad”

Por su parte la máster en ciencias Yamila González Ferrer, vicepresidenta de la Unión de Juristas de Cuba, refirió que la violencia ha sufrido un proceso de naturalización que parte desde la propia educación de niños, niñas y adolescentes, lo que dificulta su reconocimiento como un problema. Morder o pegar son los ejemplos más comunes de formas de fomentar métodos violentos para solucionar conflictos en la niñez. Aconsejó educarlos de manera que no solucionen sus conflictos utilizando la violencia como método.

Definió que la ausencia parte de un desequilibrio de poder, de una ausencia de respeto al otro o a la otra, proveniente de culturas patriarcales u otras culturas discriminatorias en donde hay mucha interseccionalidad entre los tipos de violencia y las maneras en que se manifiesta.

Explicó que la Unión de Juristas de Cuba tiene como misión fundamental la superación de sus miembros jueces, fiscales, abogados, notarios, asesores jurídicos, y la contribución a la cultura jurídica de la población. En la organización se desarrolla desde 2009 el proyecto Justicia en Clave de Género entre Mujeres y Hombres, el cual plantea el perfeccionamiento de la legislación cubana desde una perspectiva multidisciplinaria, vinculado al trabajo de la FMC y a otras organizaciones.

Añadió que los juristas poseen los elementos técnicos y las herramientas jurídicas para desarrollar cierta sensibilización con el tema y atacar los mitos y los estereotipos sexistas de la sociedad. Las leyes actuales no son suficientes, pero las actuales lo serían si los profesionales actuaran con mayor sensibilidad y rigor. Debe ser interés propio, de personas e instituciones, ofrecer un mejor servicio.

Una legislación más completa para una mejor ciudadanía

El máster en ciencias Manuel Vázquez Seijido, subdirector del Centro Nacional de Educación Sexual, comentó que existen personas que se sienten mujeres u hombres con independencia de su sexo las cuales sufren de violencia por exteriorizar su propia sexualidad, lo que en definitiva es un derecho humano que les asiste.

Definió que una respuesta necesaria que debe tener la violencia en cualquiera de sus niveles es integral e integrada, aunque, señaló que es necesario fortalecer lo integrado y la integración para dar una respuesta a nivel de país a la cuestión de la violencia.

Expuso que son víctimas de la violencia las mujeres que deciden experimentar su feminidad de una manera diferente o no hegemónica, o que se aparte de los cánones o de los patrones asociados al éxito femenino, pero también sufren violencia de género los hombres con todas las expropiaciones que se puedan percibir.

Aclaró que para lograr que la legislación cubana responda de una manera efectiva son necesarios los cambios jurídicos y los cambios que a nivel de conciencia pautan los comportamientos, para que los destinatarios y destinatarias estén en mejores condiciones de ejercer su ciudadanía.

Precisó que en el Código Penal Cubano está tipificado el delito contra el derecho de igualdad, el cual tiene poca radicación porque las personas no lo ubican, no lo denuncian y las instituciones cubanas lo procesan escasamente. Lo que sucede en muchos casos es que las personas no acuden a la solución correcta al conflicto que estén presentando porque no conocen la sede jurisdiccional o las herramientas jurídicas para su defensa.

El Trap despoja a los seres humanos de su humanidad

Para la doctora Isabel Moya Richart, directora de la editorial de la Mujer, se ha logrado romper el silencio y se está logrando una mayor visibilización de estos temas en la sociedad cubana. Diez años atrás apenas se hablaba del tema. Se ha ido comprendiendo que en la misma manera en que hombre y mujeres quieren conquistar más justicia, hay que empezar a abordar estos temas silenciados alrededor del hogar.

Advirtió sobre la existencia de una paradoja en los medios en Cuba, en los que coexisten productos comunicativos problematizadores e interesantes y productos comunicativos terriblemente sexistas que no se dan solamente en la música y los videos clips, también en la poca cobertura periodística, la poca presencia de estos temas en la política informativa y la agenda de los medios. Propuso trabajar en tres espacios fundamentalmente: el video clip, la música y el humor.

Exhortó a la población a que ponga mucha atención a la música Trap que hoy suena en todas partes, la cual define de agresiva no solo por el uso de las llamadas malas palabras, o porque tenga en su letra determinadas aproximaciones soeces al acto sexual, sino porque despoja a los seres humanos de su humanidad. Reducir lo humano es algo muy peligroso. Reduce a la figura del hombre a sus genitales, lo cual marca su conducta sentimental.

Tomado del sitio Mesa Redonda

Accesos: 93 Comentarios: 0

Actualidad

(11/12/2017)
Danza y audiovisual por la no violencia
(11/12/2017)
Presentarán en Cuba audiolibro sobre Alicia Alonso
(11/12/2017)
Rendirán homenaje a la Doctora Áurea Matilde Fernández Muñiz
(11/12/2017)
Acusan formalmente a Donald Trump de abuso contra mujeres

Otras secciones

Directora General: Isabel Moya Richard
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.