Publicación semanal de las cubanas
En esta edición: Del 7 al 13 de diciembre de 2017
Revista mujeres
Revista mujeres

Vasectomía, rompiendo con los mitos y el machismo

Publicado: 29/11/2017

Escrito por

Es un método definitivo para las parejas que han decidido poner fin a la fertilidad, siendo la «regla de oro», para estas parejas, tanto en los Estados Unidos, Europa como Asia.

Así refiere a Granma, el doctor Ramiro Fragas Valdés, especialista de primer grado en Urología y máster en Sexualidad de la Clínica Central Cira García, y profesor auxiliar de urología del hospital universitario Comandante Manuel Fajardo, de La Habana, con quien conversamos sobre la vasectomía, una técnica que, entre sus muchas ventajas, evidencia cómo los hombres pueden compartir su responsabilidad en la planificación familiar.

En el quinto aniversario de celebrarse recientemente, este 17 de noviembre, el Día Mundial de esta técnica, el entrevistado insistió en la necesidad de romper, mediante la adecuada información, los mitos y tabúes que hoy son la principal causa de que tanto en Cuba como en Latinoamérica, la aceptación de la vasectomía aún sea baja en general; aspecto en el que los programas y consultas de planificación familiar en el nivel primario de salud, juegan un papel esencial.

«Todavía persisten falsos roles de género, no solo en las parejas, sino en el propio personal de salud que debe recomendar el método, pues muchas veces se considera que no debe proponerse una vasectomía a una mujer que viene solicitando una esterilización quirúrgica, “porque su pareja no lo aceptaría”», ejemplifica el profesor Fragas.

«A pesar de que la vasectomía es un método de contracepción masculina definitivo, mucho más inocuo y menos costoso que la esterilización femenina, esta última, –la llamada ligadura tubárica, de las trompas de la mujer– sigue siendo el método definitivo más practicado en los países de la región, incluida Cuba».

Sin embargo, apunta el especialista, en el Servicio de Urología del hospital universitario Comandante Manuel Fajardo se han realizado en los últimos 30 años más de 500 vasectomías con excelentes resultados, tanto por técnicas tradicionales como por la Vasectomía sin Bisturí.

Considerada como un proceder quirúrgico que se utiliza habitualmente para poner fin a la fertilidad de la pareja, la vasectomía –explica el doctor Fragas– es un proceder sencillo y seguro que consiste en la ligadura de los «conductos deferentes», los cuales son los encargados de llevar los espermatozoides de los testículos a la uretra, para luego de ser eyaculados, puedan encontrarse con los óvulos de la mujer.

Luego de que se realiza, si bien los espermatozoides continúan produciéndose, el hecho es que al ser «ligados» los conductos deferentes, estos no tendrán el modo de vencer este obstáculo, por lo cual el organismo los reabsorbe y se autodestruyen, señaló el experto.

La pregunta, que se asocia a uno de los grandes mitos o «temores» sobre la vasectomía, es qué cambia en el semen o la eyaculación. De acuerdo con el entrevistado, la eyaculación mantiene las mismas características en cuanto al volumen y olor de su semen antes de la operación. La diferencia radica en que no contendrá espermatozoides.

«La diferencia solo podrá ser apreciada en el estudio microscópico de este líquido, pues su contenido es solamente el que aporten las vesículas seminales, la próstata y otras glándulas accesorias de la uretra, donde se produce el 95 % del semen», explicó.

Añadió que solo el 5 % del semen contiene espermatozoides, proveniente de los testículos.

Asimismo, el especialista desmontó otros tabúes acerca del tema, y enfatizó en el hecho de que la vasectomía no afecta el deseo, la excitación, la erección, el orgasmo ni la satisfacción sexual en la mayoría de las parejas. «Por el contrario, usualmente al desaparecer el miedo al embarazo no deseado, las relaciones sexuales son mucho más placenteras», dijo el doctor Fragas, quien agregó que además someterse a este método no implica trastorno alguno, ni a mediano, ni a largo plazo.

Este proceder, el cual toma entre 15 y 20 minutos desarrollar, consiste en una cirugía menor realizada con anestesia local, de modo ambulatorio, es decir, que no requiere hospitalización. Por lo general, se realiza a hombres en edad reproductiva de más de 35 años, los cuales tienen dos o más hijos, y que han decidido poner fin a su fertilidad.

«El deseo de no tener más hijos y su autorización para someterse a este proceder quirúrgico definitivo, es indispensable que se manifieste en el consentimiento informado por escrito de estas personas», señaló el entrevistado.

Del mismo modo, puntualizó que es posible valorar otras circunstancias o razones que justifiquen esta operación en hombres más jóvenes, con pareja estable, que ya han planificado todos los hijos que han deseado tener y quieren poner fin a su etapa reproductiva.

Entre estos motivos, mencionó el tener una pareja que no tolera los anticonceptivos habituales y pudiera acarrear algún riesgo preconcepcional (dígase asma, cardiopatía, hipertensión, diabetes), y cuya gestación constituya un riesgo para ella o para el futuro bebé. Además, cuando hay una enfermedad genética que pudieran transmitir a su descendencia.

Es importante que los hombres conozcan, refirió el especialista, que tras ser sometidos a este proceder, es posible reanudar las relaciones sexuales apenas cuatro o cinco días después. «No obstante, estas deben ser protegidas (condón u otro método anticonceptivo) hasta tanto se le realice a la persona un estudio microscópico del semen, en un periodo estimado entre los tres o cuatro meses después de la cirugía, aproximadamente luego de unas 20 eyaculaciones, para corroborar que no existen espermatozoides en el semen. Debe aclararse que la vasectomía no protege de infecciones de transmisión sexual».

En nuestro país se practica la vasectomía en todas las provincias. Basta acercarse a las consultas de planificación familiar de los policlínicos, o a la de Urología, para obtener toda la información que se requiera.

Lograr que los objetivos generales de la planificación familiar sean menos elusivos, supone involucrar a los hombres, para acortar la brecha que hoy coloca más estrés y presión sobre las mujeres, para que estas soporten por sí mismas la carga de la anticoncepción. Las investigaciones han demostrado que incluir a los hombres en la conversación sobre planificación familiar, en realidad aumenta el uso general de anticonceptivos, al tiempo que redunda en avances más amplios y críticos hacia el aumento de la igualdad de género.

La vasectomía, es también, una oportunidad de responsabilidad con el futuro familiar, y del bienestar personal.

Accesos: 659 Comentarios: 0

Actualidad

(11/12/2017)
Rendirán homenaje a la Doctora Áurea Matilde Fernández Muñiz
(11/12/2017)
Acusan formalmente a Donald Trump de abuso contra mujeres
(09/12/2017)
Raúl Castro: el Caribe siempre podrá contar con la amistad de Cuba
(09/12/2017)
Jornada para celebrar los Derechos Humanos conquistados

Otras secciones

Directora General: Isabel Moya Richard
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.