Publicación semanal de las cubanas
En esta edición: Del 23 al 29 de noviembre de 2017
Revista mujeres
Revista mujeres

¿Para purificar el aire?... las plantas

Por: Lucía Sanz Araujo
Publicado: 10/11/2017

Los asmáticos y también los alérgicos solemos tener una especie de “radar” que de inmediato nos alerta de la contaminación de la atmósfera. Y ello no se limita a la ciudad en el entorno público sino que también lo hallamos, por mucho que limpiemos y volvamos a limpiar, en nuestros hogares y centros de trabajo. La calidad del aire no es buena.

Para ayudarnos podemos, y debemos, acudir a nuestras amigas las plantas quienes resultan muy útiles para purificar el aire.

Tengamos presente que ellas actúan como filtro al absorber las sustancias contaminantes a través de sus hojas, así, aquellas situadas habitaciones y oficinas reducen la carga contaminante en el aire y con ello las posibles enfermedades relacionadas a esos compuestos nocivos. Una salvedad, si son de hojas grandes mucho mejor pues otros elementos quedan atrapados en ellas.

PLANTAS DE INTERIOR

Nuestras amigas, las plantas, utilizan varios sistemas para purificar el aire interior. A través de la evapotranspiración, el incremento de la humedad ambiente hace que el polen pese más y caiga al suelo, siendo menos molesto para los alérgicos; de igual manera, en el proceso de la fotosíntesis fijan el dióxido de carbono (CO2) y aportan oxígeno (O2).

Resulta necesario brindar algunos consejos para que nuestras amigas depuradoras cumplan cabalmente su función: debemos situarlas en áreas de fácil acceso, con espacio suficiente, teniendo en cuenta sus necesidades concretas de agua y luz.

Además, no deben colocarse cerca de aparatos de aire acondicionado, lugares de paso frecuente o en medio de corrientes de aire.

Recuerde siempre que la maceta o depósito posea un buen sustrato y fertilizante —la borra de café resulta excelente—, y por supuesto regar de acuerdo a las necesidades de la planta. Es aconsejable, cada semana, limpiar las hojas con un paño humedecido para que sigan cumpliendo su función purificadora.

En 1989, la NASA (Agencia Espacial Estadounidense) dio a conocer un informe sobre plantas de interior que podían utilizarse contra la contaminación del aire en recintos cerrados para futuras misiones espaciales y, en concreto, para hacer frente a algunas de las sustancias nocivas más comunes en el aire en zonas de interior: compuestos orgánicos volátiles (COV) como el tricloroetileno, el xileno, el formaldehído, el amoníaco y el benceno.

En su estudio destacaba las siguientes especies: palmera enana (Phoenix roebelenii), helecho común (Nephrolepis exaltata), helecho espada (Nephrolepis obliterata), cinta (Chlorophytum comosum), aglaonema (Aglaonema modestum), palmera bambú (Chamaedorea seifrizii), ficus benjamina (Ficus benjamina), poto (Epipremnum aureum), anturio (Anthurium andreanum), espigosa (Liriope spicata), rapis (Rhapis excelsa), gerbera (Gerbera jamesonii), tronco del Brasil (Dracaena fragans), hiedra común (Hedera hélix), sansevieria (Sansevieria trifasciata), drácena (Dracaena marginata), espatifilo (Spathiphyllum) y crisantemo (Chrysanthemum morifolium).

El espatifilo y el crisantemo son capaces de hacer frente a los cinco compuestos contaminantes citados; en tanto la hiedra común, la sansevieria —es nuestra bien conocida Lengua de vaca— y la drácena también sirven para todos los contaminantes excepto para el amoniaco. La recomendación de los expertos es poseer una variedad de distintas especies pues unas son mejores que otras para eliminar las sustancias nocivas.

(Radio Rebelde)

Accesos: 2172 Comentarios: 0

Actualidad

(17/11/2017)
Un día de noviembre en que los niños son protagonistas
(17/11/2017)
Leo Brouwer recibe el Grammy Latino a la mejor obra clásica contemporánea
(17/11/2017)
FAO: 108 millones de niños en el mundo trabajan en agricultura
(16/11/2017)
Felicidades La Habana en tu día: la capital cubana cumple hoy 498 años
(16/11/2017)
Milagro de la medicina cubana: Operan a una mujer con un fibroma de 22 libras

Otras secciones

Directora General: Isabel Moya Richard
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.