Publicación semanal de las cubanas
En esta edición: Del 12 al 18 de octubre de 2017
Revista mujeres
Revista mujeres

Ella es la Patria toda

Por: María del Carmen Mestas
Publicado: 12/10/2017

Flor de rebeldías, no solo tejió sueños de libertad para Cuba, Mariana Grajales, madre de los valientes hermanos Maceo, salió a la manigua a combatir con su prole: también infatigable a pesar de la edad, curó heridos en los campamentos insurrectos…Hubo sacrificios, dolores, mas nunca se doblegó. En su casa de Jamaica, ya en el exilio, contribuyó a la fundación de asociaciones patrióticas.

Nació  en 1815 en un humilde hogar de Santiago de Cuba. Viuda de Fructuoso Regüeiferos, en 1840, se casó con Marcos Maceo. Sus hijos participaron  en las luchas independentistas.

Estampado en el recuerdo de José Martí, quien tanto la admiró,

quedó el famoso episodio de Baraguá:

Y la madre con el pañuelo en la cabeza como quien espanta pollos echaba del bohío aquella gente llorona: “! Fuera, fuera faldas de aqu”! No guanto lágrimas traigan a Brioso”. Y a Marcos el hijo, que era un rapaz, se lo encontró en una de las vueltas. Y tú, empínate porque ya es hora de que te vayas al campamento”.

De esta cubana bravía, a quien  nuestro Apóstol reverenció, escribió en el periódico Patria.

De la madre, más que del padre, viene el hijo, y es gran desdicha deber el cuerpo a gente floja o nula, a quien no se puede deber el alma; pero Maceo fue feliz, porque vino de león y de leona. Ya hasta yéndose la madre, cayéndose está la viejecita gloriosa en el indiferente rincón extranjero y todavía tiene manos de niña para acariciar a quien le habla de la patria.  Ya se le van los ojos por el mundo, como buscando otro, y todavía centellean, como cuando venía el español, al oír contar un lance bueno de sus hijos. Levanta la cabeza arrugada, con un pañuelo que parece corona. Y no sabe  por qué pero se besa la mano. A la cabecera de su nieto enfermo, de un  huevecillo de hombre, habla la anciana ardiente de las peleas de sus hijos, de sus terrores, de sus alborozos, de cuando vuelva a ser. Acurrucada en un agujero de la tierra pasó horas mortales, mientras que a su alrededor se cruzaban  por el pomo sables y machetes. Vio erguirse a su hijo, sangrante del cuerpo entero y con diez hombres desbandar a doscientos. Y a los que en nombre de Cuba le van aun a ver les sirve con sus manos y los acompaña hasta la puerta.

Falleció en Jamaica en 1893.Ejemplo de resistencia, Mariana Grajales es la patria toda.   

Accesos: 74 Comentarios: 0

Actualidad

(18/10/2017)
Valora funcionaria de la Unesco oportunidades de jóvenes en Cuba
(18/10/2017)
Aniversario 40 del Sindicato de Comercio, Gastronomía y los Servicios
(17/10/2017)
Un adiós a Mirta Muñiz
(13/10/2017)
El corazón de Cuba en Sochi

Otras secciones

Directora General: Isabel Moya Richard
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.