Publicación semanal de las cubanas
En esta edición: Del 21 al 27 de septiembre de 2017
Revista mujeres
Revista mujeres

Niños modelos o modelos de niños

Por: Marilys Suárez Moreno
Publicado: 13/07/2017

La mayoría de los padres, madres, abuelos y de la familia toda, tienen como máxima aspiración que sus niños sea modelos. Visto a través de ese prisma, hay que pensar que los más pequeños se han de comportar como adultos para catalogarlos como niños modositos y ejemplares.

De hecho, no deben ensuciarse las ropas jugando, no correr ni saltar en el parque, escuchar lo que conversan los mayores en sus visitas, aunque no entiendan ni les importe, quedarse quietos a la espera de los mandatos de mamá  o papá, y un sin número de reglas absurdas para un niño de corta edad.

Que el niño o niña manifieste una buena conducta no quiere decir que actúe ciegamente y se someta a una presión que de ninguna manera ayuda a su formación. Un infante reprimido y sin cuidados no puede ser un modelo de conducta. Por el contrario, en algunos casos será la imagen de la rebeldía o la tristeza; del retraimiento y la timidez.

El desarrollo no se produce porque el niño cumpla uno o más años, sino porque en ese lapso ha recibido un sistema de influencias que, unido a la maduración biológica, da lugar a que evolucione como ser humano. Un pequeño de dos o tres años, busca complacer y congraciarse con las personas que lo quieren, mas crecidito, se cuestiona los mandatos absurdos o contraproducentes a veces de los adultos.

 El mundo de la infancia es de fantasía; de ninguna manera puede ser una etapa de reflejos formales de la conducta. Con la edad y la interacción social irán aprendiendo pautas de convivencia Entonces obrará como esperamos que lo haga, pero sin imposiciones ni reprimendas por cada acción que no nos guste. Y aunque cada familia tiene su forma de ver y actuar, es bueno recordar que todo aprendizaje debe ir acompañado de las explicaciones paternas.

Dentro del campo de conducta infantil aparecen incluidos la iniciativa y el adiestramiento de la fuerza de voluntad, tanto para producir el esfuerzo mental como para dominar las contrariedades naturales a esos tiernos años. Para criar correctamente hay que desterrar la manía de mandar y ser obedecidos. Se equivocan los que miden el éxito de la formación por la obediencia. El verdadero éxito se alcanza no tanto en el momento como en el futuro: cuando los hijos son mayores y verdaderamente se comporten como los modelos de hijos que educamos.

 Como aseguran algunos especialistas, esto de criar y educar bien es una tarea, una empresa, una gran obra que rinde dividendos al hacer del niño un ser equilibrado y seguro, que se pone desde la edad más temprana camino de la independencia.

Accesos: 875 Comentarios: 0

Actualidad

(22/09/2017)
Enfermería, líder del sistema de salud cubano
(22/09/2017)
Cuba entre los 15 países que favorecen el buen desarrollo cerebral de los niños
(22/09/2017)
Continúa ayuda internacional a Cuba tras azote de huracán Irma
(22/09/2017)
Regresan los homenajes
(22/09/2017)
Cuba entre los países con mayor número de adultos mayores
(22/09/2017)
Enfermería cubana, fortaleza del sistema de salud

Otras secciones

Directora General: Isabel Moya Richard
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.