Publicación semanal de las cubanas
En esta edición: Del 13 al 19 de julio 2017
Revista mujeres
Revista mujeres

Para decidir se necesita información y servicios de calidad

Por: Sara Más
Publicado: 12/07/2017

Las mujeres y las parejas necesitan información para empoderarse y tomar decisiones libres e informadas acerca de las familias que desean crear, señaló en La Habana María Virginia Camacho, asesora regional de Salud Sexual y Reproductiva del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) en América Latina y Caribe.

La experta insistió en la idea de que el acceso a la anticoncepción y la planificación familiar es un derecho humano, al hablar en el acto de apertura de dos cursos sobre planificación familiar en el Hospital Ginecobstétrico Ramón González Coro, de la capital cubana, a propósito de las celebraciones en Cuba por el 11 de julio, Día Mundial de Población.

Camacho reiteró que los servicios de salud deben garantizar una oferta anticonceptiva y consejería adecuada para lograr que esa persona pueda tomar su decisión libremente. “El empoderamiento de la gente es lo que hace que el servicio sea efectivo, además de usar métodos anticonceptivos”, subrayó.

Señaló que las grandes barreras en estos temas también se encuentran en los servicios de salud, donde debe garantizarse el derecho a la elección de manera neutral, en un  medio ambiente sanitario que garantice el suministro de información y de programas con apoyo desde las políticas públicas

Datos de UNFPA citados por la funcionaria dan cuenta de que en la región de América Latina y el Caribe el 65 % de las mujeres en edad reproductiva (15-49 años) desea evitar un embarazo,  24 millones de mujeres reportan necesidad insatisfecha de métodos anticonceptivos y 66 % de los embarazos no intencionales provienen de mujeres con necesidades insatisfechas de anticoncepción.

Detrás de esas realidades hay mujeres y familias no empoderadas, relaciones de género desiguales, falta de acceso de esas mujeres a la educación, a la información, el peso de factores socio-culturales, la pobreza y servicios salud que no responden  a las necesidades de la población.

Por eso el llamado de UNFPA, este año, a empoderar a las personas para desarrollar a las naciones.

Aunque Cuba tiene una dinámica poblacional distinta, hay que pensar también en seguir trabajando en educar, asegurar la provisión de anticonceptivos, la cobertura de servicios de salud sexual y reproductiva a favor de decisiones informadas de las mujeres y las parejas, y atender de manera intersectorial el embarazo adolescente, sostuvo Rafael Cuestas, coordinador internacional de Programas de UNFPA en Cuba.

Una de las fortalezas de la planificación familiar en el país es el sistema de cobertura universal de salud, reconoció Roberto Álvarez Fumero, jefe del Departamento Materno Infantil del Ministerio de Salud Pública, quien recordó el papel desempeñado por Vilma Espín, la Federación de Mujeres Cubanas y la Sociedad Cubana para el Desarrollo de la Familia en el desarrollo del Programa cubano de Planificación Familiar, uno de los primeros con carácter estatal en la región.

Se refirió a buenos resultados, pues en lo que va de año la tasa de mortalidad infantil es de 4,19  por cada mil nacidos vivos, con 35 defunciones menos que en igual periodo del año anterior. También se reduce la tasa de mortalidad materna total a 41 y la de mortalidad materna directa a 22, 5 por cada 100.000 nacidos vivos.

Mientras en el mundo 225 millones de mujeres que desean evitar un embarazo no utilizan métodos de planificación familiar seguros y eficaces, en Cuba la cobertura anticoncepcional supera 74 %  y la demanda satisfecha de anticoncepción es de 90 por ciento en las mujeres en edad fértil, precisó.

Explicó que, entre las acciones desarrolladas para elevar al eficiencia de estos servicios, el pasado año recibieron cursos de planificación familiar y anticoncepción 10.134 equipos básicos de salud, el 88,1 por ciento de todos los consultorios de médico de la familia, escenario primario para acceder a la planificación familiar.

No obstante, la alta fecundidad adolescente es el gran reto de la salud sexual y reproductiva y un también un desafío para la sociedad cubana.

Pese a esfuerzos diversos, servicios y disponibilidad anticonceptiva, las encuestas indican que 40 por ciento de la población adolescente no hace uso de los métodos anticonceptivos.

Por ello se trabaja en el diseño de servicios amigables de salud sexual y reproductiva que tomen en cuenta sus criterios, se formulan estándares cubanos de calidad, se identifican barreras y se estudia la legislación vigente para ampliar el  acceso de adolescentes a servicios de planificación familiar sin la presencia de padres y tutores.

El doctor Fumero también hizo un llamado a redimensionar y readecuar los menajes dirigidos a jóvenes y adolescentes, a elevar la calidad de los servicios de planificación familiar y mejorar la preparación del personal de salud con vistas a actuar imparcialmente desde la evidencia científica, desmitificar los métodos de anticoncepción e incorporar técnicas participativas a la hora de ofrecer información y orientación a las parejas.

Accesos: 563 Comentarios: 0

Actualidad

(24/07/2017)
Cuba registra la más baja tasa de mortalidad infantil de su historia
(24/07/2017)
Película cubana “Esteban” gana Premio Platino al Cine y Educación en Valores
(24/07/2017)
Unicef advierte sobre impacto en los niños de conflicto en Mosul
(21/07/2017)
Natalidad pinareña: contacto piel a piel
(21/07/2017)
Más de 20 mil colegios participarán en los próximos comicios

Otras secciones

Directora General: Isabel Moya Richard
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.