Publicación semanal de las cubanas
En esta edición: Del 13 al 19 de julio 2017
Revista mujeres
Revista mujeres

Lucimay Sosa Torres: De afectos y sacrificios

Por: Arnaldo Mirabal
Publicado: 18/05/2017

Lucimay Sosa Torres siempre fue reservada y estudiosa, pero como toda niña le gustaba jugar a las casitas. En la primaria integró un Círculo de Interés que consistía en conservar los monumentos históricos, algo de mucha significación para quien haya nacido en Playa Girón, uno de los lugares más singulares y conocidos del país.

Su infancia fue normal y siempre se destacó por las buenas notas, mas al terminar el sexto grado sufrió una especie de ruptura en su interior. Debía alejarse de su familia, algo muy duro por ella por el apego a su madre. No fue fácil para la joven. Recuerda que cuando amanecía los domingos, y pensaba en el viaje hasta Jagüey Grande,  la distancia, las lágrimas se le agolpaban y terminaban por salir en torrente. Pero con el paso del tiempo se adaptó.

Al menos era el sacrificio para estudiar y ser alguien en la vida. Con una voz sosegada y dulce, rememora sus tiempos en el Pre Héctor Batista. Ese periodo fue de crecimiento no solo biológico sino espiritual. Hizo grandes amistades y se esforzó en los estudios como pocos. Al igual que en la secundaria terminó siendo el primer expediente.

Esos años estuvieron marcados por el trabajo en el campo, los naranjales, la tierra colorada, la lejanía, pero también la alegría, el desenfado, las ruedas de casino. Descubrió la magia de la lectura al leer el Diario de Ana Frank. Pero siempre tuvo una idea fija, nada le frenaría en la consecución de su sueño: matricular en la universidad. No sabía bien por cuál carrera decidirse, pero algo sí tenía seguro: estudiaría letras.

Pero no todo sale como uno espera o planifica. La vida es azarosa. Duro golpe fue para Lucimay conocer que no le había llegado la primera opción de su boleta. Ella aspiraba estudiar francés o alemán, carreras huidizas que no siempre llegan.

No estaba del todo feliz, aunque ya sabía que estudiaría Derecho. Sobre la abogacía solo conocía lo elemental: que podía ser abogada o jueza, sin embargo desconocía qué le deparaban los próximos cinco años.

Septiembre fue la prueba de fuego. Al entrar a su nueva aula descubrió que no conocía a nadie. Se sintió un poco sola entre tantas jóvenes como ella. Eso sí, Matanzas le deslumbró desde el primer instante, en nada se parecía a la Ciénaga. El nuevo régimen de la universidad difería mucho de sus experiencias anteriores. Era dueña de su tiempo, se sentía más libre. De ella y su responsabilidad dependía el resultado final.

Los primeros meses decidió viajar todos los días para casa de su tía en Boca de Camarioca hasta que comenzó a estrechar vínculos con sus compañeros de aula.

Vale destacar que en esta nueva etapa le acompañó el viejo clóset de la secundaria y el pre. Ahora permanecería 5 años más junto a ella.

Hasta ese momento no se había enamorado del todo de la carrera, hasta que descubrió la rama penal y las materias de asesorías de la disciplina.

En ese lustro nunca manejó la idea de radicarse en la cabecera provincial. Disfrutó cada vivencia, pero siempre consciente de que retornaría a su Girón natal.

La inserción laboral

Cuando se miran cinco años en la distancia puede pensarse que pasaron volando, pero para la joven no es así. Cada recuerdo le trae una sensación especial. Las salidas entre amigos, la alegría, las madrugadas y los desvelos ante un examen, experiencias que le acompañarán toda la vida. Alguna que otra vez se preguntará por dónde andan sus amigos. Y la felicidad la embargará ante el reencuentro.

Pero la vida continuó y Lucimay regresó a Girón con un título y las ganas de conquistar el mundo como abogada en la notaria de Playa Larga.

Curioso le resultó que al comenzar el periodo de servicio social comenzó a enamorarse de Derecho Civil, algo que no le sedujo mucho en la academia. Con el tiempo le fue gustando, es el trabajo que más tiene que ver con su carácter sosegado, es una especie de jueza de paz, lejos de los litigios.

Cada día aprende algo nuevo porque ningún trámite se parece a otro. Lo mismo debe estudiar sobre permutas, testamentos, compra-ventas, donaciones, poderes especiales. Siempre debe estar atenta a las nuevas legislaciones, revisando la literatura especializada.

Por las mañanas debe viajar los más de 30 kilómetros que separan Girón de Playa Larga, que aunque fatiga un poco, nunca se despierta después de la siete para tomar la guagua a tiempo.

Se convirtió en una especie de asesora legal comunitaria, a donde acuden los vecinos para dilucidar dudas, algo que disfruta.

Cualquiera pensaría que la joven alcanzó su meta, pero como la línea imaginaria del horizonte, ella siempre aspira llegar un poco más allá. Ahora sueña con habilitarse para trabajar de notaria, lo cual requiere presentarse en rigurosos exámenes.

Reconoce que su decisión de permanecer en Girón como profesional tiene muchos retos y obstáculos. La distancia y las características propias del municipio le imposibilitan cursar diplomados y postgrados, a veces no se entera, y si se entera debe viajar hasta la cabecera provincial, como hizo una vez por el afán de superarse, levantándose a las 4 de la mañana y regresando casi 12 horas después. Llegaba molida…con el cansancio reflejado en el rostro.

Pero en su vocabulario la palabra viajar es sinónimo de fatiga. Viajar cada día más de 30 kilómetros de ida y regreso no es nada fácil.

Sin embargo, a veces cuando llega la tarde en su natal Girón, se sienta un rato en el portal, y sabe que ha valido la pena tanta entrega. Su universo se amplió, y continúa en expansión.

Las cosas fáciles no enamoran, las que marcan y enriquecen el espíritu son las que cuestan sacrificio, las que diseminan afectos.

Tomado de Periódico Girón

Accesos: 502 Comentarios: 0

Actualidad

(25/07/2017)
Repleta de colorido la ciudad pinareña en vísperas del 26
(25/07/2017)
UNESCO: Millones de niñas sin acceso a la educación
(24/07/2017)
Cuba registra la más baja tasa de mortalidad infantil de su historia
(24/07/2017)
Película cubana “Esteban” gana Premio Platino al Cine y Educación en Valores
(24/07/2017)
Unicef advierte sobre impacto en los niños de conflicto en Mosul

Otras secciones

Directora General: Isabel Moya Richard
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.