Publicación semanal de las cubanas
En esta edición: Del 13 al 19 de julio 2017
Revista mujeres
Revista mujeres

La familia no es un dibujo

Por: Marilys Suárez Moreno
Publicado: 16/05/2017

Marlene es una madre trabajadora, con responsabilidades directivas y una familia hermosa compuesta por su esposo, dos hijas que son  profesionales, una nieta de tres años y su  anciano padre. Para ella, su familia nunca fue un dibujo, sino razón y esperanza. “Crie a mis hijas en el respeto y desde muy niñas supieron a qué atenerse en cuanto a estudios y deberes. El ejemplo de su padre y abuelo y el mío propio eran sus patrones de cada día, y ellas sabían que en mi casa la exigencia marchaba de la mano con el amor”, sentencia.

No es el caso de Danae, quien siente que ha llegado al límite de sus fuerzas. Ella cuida de su madre postrada en una cama, trabaja y se ocupa de sus dos hijos: una en primaria y el otro estudiante de secundaria. Y aunque estos ya les exigen menos atención, debe velar porque hagan sus tareas, asistir a las reuniones de padres, llevarlos al médico cuando se enferman y atenderlos en sus necesidades materiales, para las del espíritu, nunca se ha ocupado mucho; tampoco el padre, con otra familia que atender, pero que no fue más allá de mantenerlos económicamente. Ahora lo lamenta porque sus hijos acusan esa falta de comunicación y enseñanzas que trasmiten una buena educación familiar.

Vivimos en familia, la misma en que nacimos y la que creamos. En ambas debemos encontrar  satisfacción y felicidad, porque esta es el núcleo ideal para fomentar valores y forjar en sus miembros una vida armoniosa y feliz. Sin embargo, muchos padres desconocen que la forma en que conduzcan la crianza de sus hijos es decisiva para la vida futura de estos, En ello radica la importancia de prepararse para ejercer las funciones que, como institución social, incumbe a la familia.

En Cuba, donde nuestra identidad familiar ha estado determinada por el impacto de la Revolución y sus políticas sociales y económicas, tanto como en el desarrollo de la mujer y su inserción en la vida pública, la familia sigue siendo caramente valorada. Sin dejar de estar ajenos a diversos factores de diversidad y complejidad familiar, como los divorcios, las madres solteras, las uniones consensuales y otros arreglos de convivencia muy sui géneris en el país, que dificultan un tanto la convivencia familiar.

Somos un país con un alto porcentaje de mujeres universitarias, técnicas, científicas, que trabajan y ocupan cargos directivos y de responsabilidad en el entramado social, a la par que asumimos roles  históricamente asignados, que perpetúan la desigualdad y entorpecen las relaciones de autoridad. Pero algo queda claro, la familia en Cuba tiene la virtud de colocarse en el centro de estos tiempos, luchando contra las dificultades y con una tremenda confianza en su fuerza y potencialidades humanas, lo que valoriza más ese universo del que la mujer es faro y rotor impulsor. Responsabilidad asumida sobre la base de una autoridad justa ante los más jóvenes de la casa que, al crecer en un ambiente de coherencia, sienten que su potencial humano se optimiza, brindándoles un valioso soporte para hacer frente a los desafíos de la  existencia, como ciudadanos íntegros del mañana.

Para una experta como la doctora Patricia Ares, vivir en familia demanda una cultura integral que incluya también las formas adecuadas de hacerlo. La conservación de la armonía hogareña pasa por la tolerancia, la adaptación y el respeto entre sus miembros. Es forzosa una mayor comunicación a la hora de resolver los problemas y tomar decisiones. No es con insultos ni desentendiéndonos de las cosas o dando la callada por respuesta que se solucionan los asuntos comunes y hasta los individuales, aunque a veces nos parezca que no nos compete o no le demos la consideración debida. Solo así el hogar será portador del respeto y la autenticidad que reclaman sus moradores para ese espacio tan defendido

Ese “refugio emocional que tenemos en casa y en el que cada componente del núcleo forma parte feliz de la preservación de su armonía, continuara siendo parte intrínseca de la coexistencia humana. Aquí y en cualquier punto del planeta.

De hecho, la jornada por el Día Internacional de la Familia, iniciada este 15 de mayo,  se extenderá hasta el 18 de junio, Día de los Padres, según ha llamado la FMC. El objetivo es visibilizar y fortalecer su importancia en la sociedad, fundamentalmente como formadora de valores, además de reconocer la labor que desempeñan las Casas de orientación a la mujer y la familia y a sus cientos de colaboradores voluntarios.

Accesos: 673 Comentarios: 0

Actualidad

(25/07/2017)
Repleta de colorido la ciudad pinareña en vísperas del 26
(25/07/2017)
UNESCO: Millones de niñas sin acceso a la educación
(24/07/2017)
Cuba registra la más baja tasa de mortalidad infantil de su historia
(24/07/2017)
Película cubana “Esteban” gana Premio Platino al Cine y Educación en Valores
(24/07/2017)
Unicef advierte sobre impacto en los niños de conflicto en Mosul

Otras secciones

Directora General: Isabel Moya Richard
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.