Publicación semanal de las cubanas
En esta edición: Del 14 al 20 de septiembre de 2017
Revista mujeres
Revista mujeres

Muñecas de trapo, los sueños de Carmen

Por: Miozotis Fabelo Pinares
Publicado: 20/04/2017

Carmen Soto González, fundadora y directora del proyecto. Foto: Miozotis FabeloEl proyecto comunitario Carsueños, dedicado a la confección de muñecos de trapo, recibió el Premio Memoria Viva, al reconocer el rescate de la muñequería tradicional, expresión de la cultura popular, introducida en Cuba en el siglo XVI, procedente de Europa.

Carmen Soto González, fundadora y directora del proyecto, quien mereció en el orden individual en el 2014 el Premio Nacional de Cultura Comunitaria, comparte la alegría con todos los cubanos, “porque la iniciativa se ha extendido a otras provincias del país, y hemos contribuido a la formación de grupos similares en Pinar del Río, La Habana, Matanzas, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Las Tunas y Santiago de Cuba.

“Estoy muy feliz, y este es el regalo para mi Camagüey y para toda Cuba”.

Las artesanas que integran el proyecto son de las más diversas edades, pues en los talleres teórico-prácticos, han participado más de dos mil 700 personas, incluidos los niños, quienes ahora diseñan sus propios muñecos, comenta Carmen Soto, fundadora de Carsueños en el año 2003.

La vida renace en Carsueños. Foto: Miozotis Fabelo“Es una nueva línea de trabajo, «Diseñadores infantiles y yo», porque son los niños los que dibujan los muñecos que quieren y nosotras entonces los confeccionamos.

“Pretendemos que los muñecos de trapo se conviertan en los favoritos; ellos los sueñan y nosotros los hacemos realidad”.

Pero el proyecto, dirigido por Carmen Soto González, va más allá de la confección de muñecas de trapo, por el impacto social que genera.

Varias jubiladas y personas de la tercera edad han vuelto a encontrar acción y sentido para la vida.

Virginia Balaguer: “me jubilé y estaba en la casa, apartada de todo como cuidadora de dos ancianas, mi mamá y mi tía, y ahora ellas también disfrutan lo que hago”.

Son los niños los que dibujan los muñecos que quieren. Foto:Miozotis Fabelo

Bárbara Nápoles: “llegué hace dos años al proyecto y no sé cómo desprenderme de él; y este trabajo lo disfruto yo, mi familia, mis amistades y mis vecinos. Son los niños los que dibujan los muñecos que quieren. Foto:Miozotis FabeloDespués de una vida laboral intensa, ahora me siento otra vez realizada”.

Concepción Cruz: “una vecinas me hablaron del proyecto y vine porque yo estaba muy triste y sola, había perdido a mi esposo; pero aquí, la profesora me ayudó a revivir”.

Mirtha Soler: “yo estaba muy deprimida, se me murió mi perrito, y mi hija trabaja mucho, y estaba sola en la casa; pero vine al proyecto y desde entonces me siento muy bien, estoy animada, porque hacemos las muñecas y no hay mayor alegría que terminar un juguete que sale de tus manos, y va a los niños”.

Carmen ahora llega con Carsueños hasta los hospitales pediátricos, especialmente a las Salas de Oncología, donde se utilizan los muñecos con fines terapéuticos.

“Hemos estudiado cuál es el muñeco que necesitan los niños que están en esas condiciones, para que les trasmita energía positiva, que los ayude en sus tratamientos, que puedan ser el que aprietan en su pecho cuando le están poniendo un suero, el que les da alegría en esa sala de hospitalización; y eso reconforta mucho”.

Carmen Soto y las artesanas siguen trabajando en otro sueño gigante, la confección de la muñeca María Parchito.

“Todo el mundo está esperándola; y no trasmitirá grandeza por el tamaño, sino por el abrazo gigante que a cada rato necesitamos todos; y en su «barriguita» tendrá las palabras mágicas que todos los niños deben aprender: por favor, gracias, cuidado, buenos días, y un saludo, o el abur; porque queremos contribuir al rescate de la buena educación y los valores”.

Los antecedentes de María Parchito están en Leonor, la muñeca negra de trapo, creada a partir de la versión de un cuento clásico infantil del libro “La Edad de Oro”, de José Martí.

Leonor sigue siendo la muñeca más grande confeccionada en Cuba, con 22 metros de altura, que fue izada con una grúa en la Plaza de los Trabajadores, en febrero de 2010, en ocasión del aniversario 496 de la fundación de la ciudad de Camagüey.

Leonor sigue siendo la muñeca más grande confeccionada en Cuba, con 22 metros de altura. Foto: Miozotis FabeloCarmen sigue soñando y Carsueños hoy tiene dos proyectos de colaboración internacional, uno en Francia y otro en California, Estados Unidos.

“Estamos en el mundo; el proyecto «Sueños Unidos», con los franceses es de muñequería terapéutica; destinado a niños hospitalizados con enfermedades crónicas, y aquí estamos haciendo los 200 muñecos solicitados; además, estoy invitada a impartir tres talleres, para enseñar nuestras técnicas; y en la ciudad norteamericana de California, como parte del intercambio cultural entre Cuba y EEUU, la intención es dirigir el trabajo a la Geriatría, para que los ancianos puedan rehacer su vida, sentirse útiles y ocupar el tiempo libre, por lo que también es terapéutica”.

Carmen sigue soñando con Carsueños, un proyecto de impacto social que ya trasciende las fronteras de Camagüey y de Cuba.

Radio Rebelde

Accesos: 1371 Comentarios: 0

Actualidad

(20/09/2017)
Celebrada en Washington VI Reunión de la Comisión Bilateral Cuba-EE.UU.
(20/09/2017)
Afirma Bruno Rodríguez que discurso de Trump en la ONU ha sido descarnadamente imperialista
(20/09/2017)
Exhibe Sancti Spíritus menor tasa de mortalidad infantil de Cuba
(19/09/2017)
Pospone Consejo de Estado para el 26 de noviembre elección de los delegados de circunscripción
(19/09/2017)
Restituyen con prontitud bienes sustraídos a centro educativo
(19/09/2017)
Huracán María arrasa a su paso por Dominica

Otras secciones

Directora General: Isabel Moya Richard
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.