Publicación semanal de las cubanas
En esta edición: Del 24 al 29 de marzo 2017
Revista mujeres
Revista mujeres

Cuba protege a la niñez

Por: Mariela Pérez Valenzuela
Publicado: 17/02/2017

Los infantes y adolecentes cubanos quizás, porque viven en una sociedad que les facilita una vida  plena, conocen en buena medida los derechos otorgados por un sistema de leyes que les protegen. Por ejemplo, Iván, de 11 años, sabe que desde que comenzó la escuela sus padres no gastan un centavo en su educación; Mayrita recuerda que, cuando nació, y su abuela le enseña una pequeñísima cicatriz, la vacunaron contra 13 enfermedades, y también gratis. Sheila, de 14 años, precisa que cuando termine la secundaria básica tiene garantizada la continuidad de sus estudios.

Pero no todos los más jóvenes de la sociedad cubana están al corriente de  las amplias estructuras jurídicas que rigen en este país para garantizar un tránsito feliz por esas edades; o que funciona un Código de Familia para cuidar a núcleos humanos de eventuales sinsabores, en especial si menores de edad conviven en situaciones de disfuncionalidad.

Lo que ocurre en Cuba respecto a las políticas sociales, garantías y derechos a favor de la infancia y la adolescencia –una inspiración para muchos países en el mundo- son propias del modelo revolucionario implementado por la Revolución Cubana en 1959. Incluso ellas se aplican antes de la Convención sobre los Derechos del Niño, suscripta por La Habana el 26 de enero de 1990 y ratificada en agosto del siguiente año.

Para nadie es secreto que los niños en la Isla no duermen en las calles, ni mendigan, ni trabajan, ni andan sin zapatos ni ropas. Ellos lo saben, pues ningún amigo se ve obligado a laborar para llevar comida a la casa y, por el contrario, todos disfrutan de la garantía de tener resueltas sus necesidades básicas, incluida la atención médica y de odontología sin pagar un centavo. Un panorama bien diferente al existente en varios continentes donde es lamentable la explotación infantil.

Para Maggie Rosalba, de 16 años, es esencial que  las leyes y resoluciones a favor de la niñez y la infancia sean conocidas por chicas y chicos, pues, afirma, pueden aparecer en ciertos momentos de su vida algunos contratiempos, como casos de separación de los padres, violencia doméstica, necesidades espirituales y culturales insatisfechas. Sinceramente, dice, no sé a quién dirigirme si se violan mis derechos.

Aunque hay distintos mecanismos de difusión, la preocupación de Maggie es compartida por varios de sus amigos que, en rueda improvisada, brindan sus opiniones a esta reportera.Foto: Juventud Rebelde

Me gustaría, dice Octavio Perdomo, estudiante de Pre, que en las escuelas hubiera más debate sobre estos temas, pues no basta la divulgación que realizan los medios de comunicación. Sería provechoso, refiere, aprovechar las bibliotecas escolares u otros espacios como los clubes de computación para intercambiar sobre estas cuestiones.

En esto, afirma Brian Saldívar, estudiante de Medicina,  desempeñan un papel muy importante las organizaciones estudiantiles en las que estamos organizados como la Federación Estudiantil Universitaria (FEU).

En  las  escuelas  cubanas   infantes y adolescentes tienen garantizado  el cumplimiento del artículo No. 15 de la Convención sobre los Derechos del Niño que estipula la libertad de asociación, que no es más que la posibilidad que tienen de acceder de forma voluntaria a la Organización de Pioneros José Martí (OPJM) y a la Federación Estudiantil de la Enseñanza Media (FEEM).

A sus 18 años Marta Fonseca comenta que ningún niño o niña que perdió a sus padres o carece de parientes que lo albergue queda sin amparo, pues para ello el gobierno creó una red de hogares donde viven como parte de una gran familia, con comodidades y amor. Pero muchos de ellos desconocen que ese es un derecho otorgado por el Estado cubano. No es un favor, es una obligación estatal  cuidarlos hasta que sean adultos.

Así, en cualquier círculo de adolescentes, puede conversarse con amplitud de este tema, aun cuando quedó claro que es imprescindible ampliar la difusión  de los mecanismos de protección existentes en el país, un ejemplo para muchas naciones donde los menores deben acudir al trabajo para sobrevivir, incluso con poca edad, prostituirse o convertirse en esclavos de los narcotraficantes.


 

Accesos: 363 Comentarios: 0

Actualidad

(24/03/2017)
Destacan en México legado de Fidel Castro
(24/03/2017)
Música underground por la No violencia
(24/03/2017)
Debemos avanzar en una nueva ley de cooperativa no estatal
(24/03/2017)
Se aprecia un incremento importante del ingreso medio por turistas
(24/03/2017)
Califican de alarmante cifra de asesinatos de LGBT en América

Otras secciones

Directora General: Isabel Moya Richard
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.