Publicación semanal de las cubanas
En esta edición: Del 23 al 29 de noviembre de 2017
Revista mujeres
Revista mujeres

Tradición de costureras en Nuevitas

Por: MSc. Ricardo Ferrer Aluija
Publicado: 16/02/2017

La ciudad de Nuevitas ha conocido innumerables desempeños de sus habitantes, los que van desde la producción de bienes hasta la prestación de importantes servicios, pero entre los más tradicionales conocidos desde antaño se encuentra el de costurera.

Se tiene referencia de la existencia de costureras en la ciudad desde las primeras décadas del siglo XIX. Entonces múltiples labores se realizaban con aguja de coser a mano. Luego aparecería la máquina de coser, inicialmente movida con la mano por una manivela, pues aquellas que llegaron inicialmente aquí, aun no tenían pedal para operarla con los pies.

El año 1940 fue significativo en el devenir de la localidad. Cierto esplendor parecía aflorar. En esa década, apareció el primer Colegio Municipal de Profesoras de Corte y Costura de Nuevitas, el que las féminas se inscribían para ejercer como formadoras de costureras.

Su presidenta era Celina Caymares de Vázquez, la secretaria de finanzas Cándida Tray, en tanto fungía como profesora Ana Parry de Cabrero.

Durante todos esos años graduó varias muchachas logrando su mayor esplendor en 1949 cuando cerca de 30 lugareñas vencieron su preparación.

En la década de los '50' del propio siglo XX se creó la Academia de Corte y Costura del sistema Práctico Martha, nombre adjudicado en honor a Martha Hernández Meneses, inventora del sistema y que contó con la patente No. 13966 de septiembre 7 de 1950.

Su primera graduación no se hizo esperar y el 7 de octubre de 1951 egresaron del mismo las primeras calificadas en el complejo oficio.

Continuó la tradición y de las manos femeninas salían las más curiosas prendas de vestir en las que vuelos y bordados conformaban una magnífica combinación signada en el vestir nacional.

Por entonces existían unos pocos sastres que, como Joseito, un mulato que tenía su taller en la calle Agramonte, se mantuvo en activo hasta muy longevo para continuar la tradicional faena.

Con el triunfo de la Revolución cubana y el surgimiento de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) se creó el Sistema Nacional de Corte y Costura Ana Betancourt, popularizándose el oficio y aparecieron varias academias-talleres para formas a nuevas costureras que encontraron empleo en los atelieres abiertos por aquel entonces.

Así el tradicional oficio de costurera se afianza como trabajo por cuenta propia, cuando los cubanos nos empeñamos en actualizar el modelo económico social.

Tomado de radio Nuevitas

Accesos: 1031 Comentarios: 0

Actualidad

(17/11/2017)
Un día de noviembre en que los niños son protagonistas
(17/11/2017)
Leo Brouwer recibe el Grammy Latino a la mejor obra clásica contemporánea
(17/11/2017)
FAO: 108 millones de niños en el mundo trabajan en agricultura
(16/11/2017)
Felicidades La Habana en tu día: la capital cubana cumple hoy 498 años
(16/11/2017)
Milagro de la medicina cubana: Operan a una mujer con un fibroma de 22 libras

Otras secciones

Directora General: Isabel Moya Richard
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.