Canto a una heroína

Por: María del Carmen Mestas
Publicado: 09/05/2020

En su andar por la Sierra no solo aromó  los caminos con el olor de las flores silvestres, sino que derramó luz entre todos y, en especial, los desposeídos a los que entregó sus afanes, su combate por un mundo mejor.

Martiana de corazón, desde muy joven, Celia Sánchez Manduley  luchó contra las injusticias. Fue largo el tiempo, más al final se rompieron las ataduras. Los bosques crecieron y en sus gozosas ramas  cantaron como nunca los pájaros,  los niños dibujaron en sus cuadernos los días de sonrisa, los  novios felices acunaron sus amores…

Hubo escuelas, hospitales, trabajo seguro. La vida se hizo digna de vivirla y ella, Celia, sin desmayos continuó  su quehacer en otras gloriosas  jornadas  por la Cuba que siempre hizo suya.

En ocasión del centenario de su nacimiento este 9 de mayo, publicamos un sentido poema que le inspirara el poeta Adolfo Alfonso.

Flor autóctona, mujer

Hecha de miel y de acero

Radiante como un lucero

Que baña el amanecer

Tú naciste para ser

Por la historia perpetuada

Y aunque la sierra empinada

Retumbó por la bravura

Nunca estuvo la ternura

Mejor personificada.

¡Oh paloma verde olivo!

Para rendirte homenaje

Habrá con otro lenguaje

Que inventar un adjetivo

¡Oh corazón  combativo

Con más  luz que el astro rey!

¡Oh discípula de Hatuey

Esta dicha del presente

Es fruto de tu simiente

Celia Sánchez Manduley.

Accesos: 172 Comentarios: 0

Actualidad

(05/08/2020)
Presidente de Cuba manifiesta su pesar por muerte de periodista
(05/08/2020)
Envía presidente cubano condolencias a mandatario de El Líbano
(05/08/2020)
Reconocen en Venezuela a educadora cubana
(05/08/2020)
FEMCINE exhibe retrospectiva de Sara Gómez, pionera del cine cubano

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.