Mirada masculina (cine)

Por: Víctor Fowler
Publicado: 29/06/2020

Concepto propuesto por la investigadora británica Laura Mulvey, en su conocido ensayo «Placer visual y cine narrativo» (1975), para dar cuenta de la existencia (en el cine, la televisión y la fotografía) de una estructura compositiva que brota del modo en que la sociedad diríase que «organiza» las operaciones relacionadas con el acto de «mirar» las imágenes. En esta aproximación, tanto el acto de filmar como el de contemplar las imágenes en la pantalla, no pueden evitar ser momentos de un disfrute poco menos que furtivo, que podemos asociar con las sensaciones de quien actúa como del mirón, fetichista y narcicista.

El ensayo de Mulvey toma como base las ideas del sicoanálisis freudiano acerca del falocentrismo y la castración femenina para hacer una interpretación de la producción de las obras, así como del espectador y su consumo que –pese a críticas y correcciones– sigue siendo productiva hasta hoy. Fue el primer texto en realizar una lectura feminista del cine cuando propuso que enfocar la cámara (apuntar, definir, recortar un pedazo de realidad y dejar afuera toda una enorme parte); experimentar unos momentos de identificación con los agentes activos de las historias (sean héroes o heroínas); el disfrute en la oscuridad de lo que ocurre en la pantalla y la descarga de tensión final son actos esencialmente masculinos. Según la ensayista: «en un mundo ordenado por el desequilibrio, el placer de mirar ha sido dividido entre el hombre/activo y la mujer/pasiva».

El fino análisis de Mulvey nos recuerda que el cine es una construcción en la cual el acto de mirar está distribuido en tres territorios o niveles, cada uno con sus características particulares, y que solo al unirse es que lo cinematográfico existe: «la cámara cuando graba los acontecimientos, (el) … público cuando contempla el producto acabado y … los personajes que se miran unos a otros dentro de la ficción de la pantalla». En oposición a ello, Mulvey propone la potenciación de un cine que rompa las convenciones del espacio/tiempo y que sustituya la identificación acrítica del espectador por lo que denomina «un distanciamiento apasionado».

Aunque escrito y pensado desde la óptica de la teoría feminista, el texto de Mulvey constituye un poderoso apoyo y estímulo para pensar desde la producción y consumo de las imágenes. La práctica, común en el cine de horror, de que –en historias de grupo– sobreviva una muchacha, pero sólo después de atravesar un sinnúmero de dolor y humillaciones (con el placer «voyeurista», de mirón), y cuando la ira o sentimiento de venganza la endurecen y masculinizan, es ejemplo de la fina agudeza del concepto propuesto por Mulvey.

Tomado de Granma
 

Accesos: 60 Comentarios: 0

Actualidad

(09/07/2020)
Intervención de presidente cubano en Cumbre Mundial de la Organización Internacional del Trabajo (+ Video)
(09/07/2020)
Movimiento Chileno de Solidaridad promueve Premio Nobel para brigada médica de Cuba
(08/07/2020)
Presidió Raúl reunión del Buró Político que analizó medidas para enfrentar la situación económica
(08/07/2020)
Comenzó en el país la entrega de la condición Jóvenes por la vida

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.