¿Cómo informamos la covid-19?

Por: Sara Más
Publicado: 27/06/2020

Aunque no exhibe una abierta reproducción de roles y estereotipos de género patriarcales, ha persistido  el lenguaje sexista en la cobertura de la covid-19 realizada por varios medios de prensa en la web, reconoce un estudio coordinado por el Instituto Internacional de Periodismo “Jose Martí”, con participación de docentes y periodistas.

Se trata de “algo que no es privativo de las coberturas de la covid-19, sino que resulta deuda pendiente aún de la prensa cubana”, indica el informe Buenas prácticas de comunicación hipermedia en tiempos de covid-19, ampliamente comentado el 26 de junio durante un foro virtual en Cubaperiodistas.

“Ese sería un buen punto de partida para repensar nuestra producción comunicativa”, apuntó en un comentario Adalys Ray Haynes, periodista de Las Tunas, ciudad a 662 kilómetros de la capital cubana.

En total acuerdo con ese criterio se expresó la colega Dixie Edith Trinquete, integrante del equipo que hizo el estudio. “Hay un buen equilibrio de fuentes por género, pero tiene que ver más con la mayoría de mujeres en el sector de la salud y menos con una intención expresa de avanzar hacia una comunicación menos sexista”, aseguró.

De una muestra inicial de 35 materiales publicados en la web, el equipo de monitoreo seleccionó 20 como ejemplos de buenas prácticas que destacan por el uso variado de géneros periodísticos, infografías, tableros estadísticos y el empleo de recursos hipermedia.

Entre las experiencias exitosas, el estudio señala la utilización de las herramientas del periodismo de investigación y precisión: diversidad de fuentes, cruzamientos de información e incorporación de estadísticas bien explicadas y acompañadas de análisis.

No obstante, agrega que es palpable la necesidad de no limitarse únicamente a la desagregación de las estadísticas disponibles y avanzar hacia la explicación argumentada y el cruzamiento de datos que permitan establecer razonamientos y explicar comportamientos.

El análisis de lo publicado también demuestra que “la multimedialidad ayuda a construir un mensaje más robusto y pormenorizado”, aunque para ello no haya reglas absolutas y sí variedad de recursos a la mano, entre infografías, podcast, textos, videos y otros.

“Los mejores ejemplos detectados en este análisis corroboran lo bien que le hace al discurso de los medios públicos cubanos la presencia de historias en primera persona”, subraya el informe.

La cobertura periodística de la pandemia también validó la utilidad de los equipos creativos, la multiplicidad de formatos y la articulación de los medios locales en el aporte de imágenes, audios y videos de eventos en desarrollo.

“Dicha realidad refuerza la reducción de las distancias que los escenarios comunicativos digitales le han conferido al ecosistema de medios públicos cubanos. Al mismo tiempo, le han conferido un rol apreciable al producto noticioso local, en tanto refleja los intereses de segmentos de las audiencias interesados en esa noticia, publicada en los medios desde provincias o municipios distintos de la capital del país”, señala el estudio.

 “La llegada de la covid-19 obligó a las redacciones a pensar más en los trabajos multimediales”, reconoció en el foro una colega identificada solo como Lisandra.Además, provocó que los periodistas usaran las tecnologías con mayor consciencia…”. En otro momento, esta forista destacó como claves de éxito la organización, planificación y aprovechamiento de las competencias profesionales.

Desde cualquier mirada, el reto implicó creatividad permanente. A juicio de Lisandra Fariñas, de Cubadebate, “explicar sobre la marcha de una enfermedad que tenía más preguntas que respuestas fue un desafío”, aseguró y reconoció además que “hubo mucho trabajo en equipo y eso para mí fue algo que el periodismo ganó en este tiempo”.

“Sigue siendo una deuda ir atemperando el lenguaje científico y técnico a un registro que el lector comprenda mejor y creo que el tratamiento estadístico, si bien fue superior a otras coberturas, pudo ser mejor. Nos queda pendiente seguir desagregando e interpretando mejor los números”, valoró.

Para la forista Ana Teresa, el consumo de redes sociales evidenció particularidades del proceso de recepción, más allá de los públicos nacionales.

“Hubo una audiencia internacional que siguió por las redes cada noticia. De ahí que diga que los medios locales han sido muy importantes. Más bien una vez más han sido reivindicados. En la epidemia hemos visto el consumo de los mensajes de medios locales desde una nueva globalidad”, reflexionó.

En tanto, Iramis Alonso, directora de la revista Juventud Técnica, llamó la atención sobre algunas debilidades a tener en cuenta. “No todas las redacciones tienen el mismo soporte tecnológico para una cobertura basada en tele trabajo y el periodismo móvil”, advirtió.

“La gestión de fuentes continúa siendo una vulnerabilidad, en tanto aún no hay claridad en la gestión de comunicación de un suceso como este, de los tiempos de los medios y las especificadas de sus perfiles”, dijo.

En opinión de Sabdiel Batista, el estudio sobre la covid-19 apunta a la necesidad de preparación de las y los periodistas en  temáticas científicas, no solo en habilidades periodísticas.

“Creo, sinceramente, que la circunstancia epidemiológica creada por la pandemia del nuevo coronavirus deja un saldo positivo en cuanto a revalidar las potencialidades de la prensa haciendo un uso más efectivo de las TICs”, opinó Yoe Hernández González.

“Ojalá y muchas de las alternativas utilizadas se transformaran en nuevas rutinas productivas para nuestras redacciones”, señaló.

Accesos: 216 Comentarios: 0

Actualidad

(09/07/2020)
Intervención de presidente cubano en Cumbre Mundial de la Organización Internacional del Trabajo (+ Video)
(09/07/2020)
Movimiento Chileno de Solidaridad promueve Premio Nobel para brigada médica de Cuba
(08/07/2020)
Presidió Raúl reunión del Buró Político que analizó medidas para enfrentar la situación económica
(08/07/2020)
Comenzó en el país la entrega de la condición Jóvenes por la vida

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.