Amor y alternativas en tiempos de pandemia

Por: Indira Ramírez Elejalde
Publicado: 26/06/2020

Conversar con la profesora Elia Maritza Rodríguez Brito se vuelve muy placentero. Escucharla hablar de sus alumnos como si fueran sus propios hijos sumerge, a cualquier persona, en la irrepetible experiencia de los primeros años de educación.

Alegre y muy jovial; con el espíritu casi común a muchas educadoras de los niveles primarios, confiesa amar su profesión y a sus niños, extrañar en estos tiempos de pandemia sus travesuras y los regaños, así como añorar inmensamente su escuela.

Maritza, quien es Licenciada en Historia y Ciencias Sociales, trabaja desde hace más de 40 años en la Escuela Primaria Gonzalo de Quesada. Sentirse orgullosa por haber contribuido a la formación de muchos estudiantes la ha motivado a continuar su profesión desde la distancia. 

Mujeres dedica esta entrevista a muchas educadoras que, como ella, prosiguen cultivando amor y buscando alternativas, aún, en tiempos de pandemia.

-Los inicios...

“Para mí es de mucha importancia el vínculo que se establece entre el alumno y el maestro y nosotros tenemos una preciosa relación. La situación de la pandemia interrumpió nuestra dinámica diaria, la rutina que habíamos establecido tanto dentro como fuera de la escuela. En ese momento me dí cuenta que debíamos hacer algo. 

Al comienzo los llamaba a todos, ellos me transmitían sus dudas y yo les sugería diversas estrategias de estudio. Pero llegó el momento en que no pude continuar sosteniendo esta interacción pues debía comunicarme con un total de 54 estudiantes.

 Entonces fue cuando surgió la idea de crear un grupo en whatsapp que facilitara la comunicación y posibilitara una interacción más eficaz. Esto se logró realizar gracias al apoyo de los padres, la participación de las y los niños y el interés, por mi parte, de continuar fomentando su educación.

-Una escuela dentro de los hogares...

Poco a poco fuimos adecuándonos a este sistema de trabajo que estaba siendo utilizado también por otros profesores dentro de la escuela. De esa manera establecimos una rutina que se convirtió en algo esencial para el funcionamiento pleno de nuestra interacción.

Ante todo mis alumnos debian respetar al máximo los días de las teleclases de Español, Matemática e Historia. Yo también me sumaba a las distintas sesiones para poder, luego, reorganizar todo ese contenido desde mi perspectiva metodológica.

De esa manera ellos me planteaban sus dudas y yo, ademas de aclararselas, les hacia sugerencias y le indicaba otros ejercicios a desarrollar. Esto funcionaba para todos con excepción de los estudiantes que debía atender de manera diferenciada, pues con ellos coordinaba encuentros en días específicos.

Por otra parte, no es menos cierto que no todos tenían acceso al whatsapp, por lo que en ese caso gracias a la responsable del grupo, ellos podían estar actualizados. 

Esta iniciativa ha servido para continuar estrechando nuestros lazos de amistad. Pues no solo intercambiamos el contenido escolar, sino que además nos enviamos mensajes en el que nos demostramos todo el aprecio que nos tenemos y los deseos del anhelado reencuentro.

También este medio me ha servido para continuar motivándolos a través de mensajes alentadores, donde corrijo sus fallas, resalto sus aciertos y los convoco continuamente a que sigan esforzándose.

-Resultados alentadores, experiencias adquiridas...

Me satisface el interés que han demostrado cada uno de mis muchachos y  muchachas, así como el apoyo incondicional que he recibido de parte de sus padres. Poder interactuar con ellos, aún desde la distancia, ha sido una experiencia nueva que me ha reafirmado el gran valor que tenemos los educadores. A pesar de contar con unas excelentes teleclases, los estudiantes siempre necesitarán de ayuda para incorporar de manera certera todo el contenido que les ha sido impartido. 

Durante todo este tiempo mi labor no ha cesado, como yo, otros han encontrado alternativas para continuar enseñando y de esa manera ejercer la profesión que tanto apreciamos.

Además ahora valoro mucho más la importancia del uso de la tecnología. La veo como un medio de comunicación y de aprendizaje que ha permitido la unión y la solidaridad entre nosotros.

-Anhelos...

En una ocasión a través del grupo de whatsapp compartí la siguiente idea a todos mis niños: "No te perdono pandemia...pero prometo que más temprano que tarde recuperaremos todo el tiempo perdido."

Creo que eso lo resume.

Accesos: 150 Comentarios: 0

Actualidad

(09/07/2020)
Intervención de presidente cubano en Cumbre Mundial de la Organización Internacional del Trabajo (+ Video)
(09/07/2020)
Movimiento Chileno de Solidaridad promueve Premio Nobel para brigada médica de Cuba
(08/07/2020)
Presidió Raúl reunión del Buró Político que analizó medidas para enfrentar la situación económica
(08/07/2020)
Comenzó en el país la entrega de la condición Jóvenes por la vida

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.