Desempeño con notas de sobresaliente

Por: Marilys Suárez Moreno
Publicado: 26/06/2020

Marzo del 2020. La pandemia de la Covuid-19 empieza a hacer estragos por el planeta. El Gobierno revolucionario de Cuba, aun cuando no se había reportado un caso de la enfermedad, implementa estrategias, medidas de prevención, busca alternativas para su enfrentamiento y control y actúa desde posiciones de responsabilidad.

Las experiencias internacionales son tomadas en cuenta, especialmente las de China, país donde surgió el primer brote en la ciudad de Wuhan, sin desdeñar  y potenciando las enseñanzas y el quehacer de nuestros profesionales y científicos que dedican tempo y entrega a riesgo de sus vidas. El Presidente de la Republica, Miguel Díaz Canel Bermúdez está al frente del equipo gubernamental y diariamente, en intensas jornadas de trabajo, consensuan criterios y anuncian nuevas providencias.

Se impone el quehacer colectivo, el aislamiento social, la voluntad de ayudar, proteger a los más vulnerables y hacer lo preciso y hasta lo imposible para la efectividad de las acciones a tomar. Así lo entiende también la Federación de Mujeres Cubanas, sus cuadros de dirección con Teresa Amarelle  Boué encabezándolo; convocadas, como las restantes organizaciones de masas, al empeño salvador.

Y como en los días fundacionales, las mujeres se unen a la gran cruzada por la vida y forman parte integral de las múltiples iniciativas desplegadas a lo largo y ancho del país en jornadas de  intenso trabajo en los más diversos escenarios. Activadas y conscientes de la necesidad de participar, las federadas junto a las y los trabajadores de los diversos sectores contribuyen con su aporte

Todas las delegaciones de base de la FMC, desde sus comunidades, dirigieron sus acciones iniciales a la confección de nasobucos y a la ayuda pronta a las personas necesitadas. Acarrean mandados, alimentos y medicinas a los ancianos vulnerables, enfermos y discapacitados y colaboran en el pesquisaje en los centros laborales y círculos infantiles que se mantienen abiertos, así como en la lucha antivectorial, otro peligro en estos meses de verano.

Federadas emprendedoras se alistaron como voluntarias en los lugares de aislamientos y apoyan  en los centros de Salud. Otro frente desde el cual las mujeres ayudan y pueden hacerlo  mucho más es en el ahorro del agua y la electricidad en horarios pico, con aprovechamiento máximo de la luz solar y  acciones incorporadas a las costumbres familiares que facilitan ahorrar energía eléctrica y planificar gastos más certeros para la familia y el país.

La batalla contra la Covid-19 ha incluido otros desafíos vitales para la economía que también impulsan y animan las mujeres, como la siembra de patios y solares que tienen posibilidades de cultivo y de surtir con sus producciones familias y placitas; el impulso a las producciones agropecuarias, donde ellas tienen un papel fundamental como cooperativistas, así como en el desarrollo de las mini industrias e industrias locales. El momento lo precisa.

Como hace 59 años y camino a los 60 de su fundación, la organización que agrupa a más de cuatro millones de federadas ha aplicado con notas de sobresaliente en cuanta batalla, programas y tareas ha desarrollado la Revolución. La que hoy nos toca es una más.

La actitud de las mujeres ayer, hoy y mañana será siempre un “sí por Cuba”. De hecho, como explicó Teresa Amarelle, la secretaria general de la FMC en Mesa Redonda, ellas están llamadas a jugar un papel educativo en el seno de la familia y la sociedad, con énfasis en el enfrentamiento a las conductas inadecuadas, las indisciplinas en las necesarias colas para que no se resquebrajen los buenos modales y se cumpla el distanciamiento requerido y en cualquier otra expresión de ilegalidad social en el entorno que les compete, pues la mayoría pasan por el espacio familiar y del barrio.

En estas circunstancias que nos ha tocado vivir y en la que no se avizora todavía una vacuna salvadora, aunque  algunos países, incluyendo Cuba trabajan en ella, lo más importante es acortar la trasmisión de la pandemia y no bajar la guardia en la aplicación de las medidas orientadas por la máxima dirección del país y el Ministerio de Salud Pública, incluso en las primeras fases de la etapa de recuperación de la Covid-19.

Por demás, como nos dijo Mary Luz, una federada de esas de primera línea,” esta situación en sí nos ha hecho  encontrarnos con actitudes anímicas colectivas, de la misma forma que se aprecian sentimientos de bondad, altruismo, solidaridad.”.

Hoy, cuando todas las provincias y el municipio especial Isla de la Juventud iniciaron la primera de las tres fases previstas para entrar a la nueva normalidad que tanto deseamos y a la que seguramente en pocos días se unirá La Habana, hay alegría y una mayor confianza, sin  dejar de mantenernos alertas para estar bien seguros de que hay un control exacto de la epidemia, como expresó Díaz Canel.

Así, entre el prólogo y el epílogo, según definición de un colega, entre fases y gradualidades, tenemos la misión de seguir adelante, trabajando, produciendo y aplaudiendo en reconocimiento a lo ganado y por ganar, apegados ahora mucho más a la vida que retorna, aunque ya sabemos que muchas cosas han de cambiar para bien, con más cautela y nuevos aprendizajes acompañándonos.

Y las mujeres, las federadas, las cubanas todas, estamos obligadas a seguir siendo protagonistas y continuadoras  de los mejores desempeños, con ese espíritu y la misma pasión revolucionaria que nos legaran Fidel y Vilma, la Presidenta eterna de la FMC.

Accesos: 140 Comentarios: 0

Actualidad

(09/07/2020)
Intervención de presidente cubano en Cumbre Mundial de la Organización Internacional del Trabajo (+ Video)
(09/07/2020)
Movimiento Chileno de Solidaridad promueve Premio Nobel para brigada médica de Cuba
(08/07/2020)
Presidió Raúl reunión del Buró Político que analizó medidas para enfrentar la situación económica
(08/07/2020)
Comenzó en el país la entrega de la condición Jóvenes por la vida

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.