Feminicidios en tiempos de coronavirus

Por: Lissy Villar Muñoz
Publicado: 03/04/2020

Ya se ha estado alertando: el patriarcado es peor que el coronavirus. Y en tiempos de la Covid 19 este se refuerza.

Uno de los espacios donde el patriarcado hace de la suya es en el hogar. Muchos hombres han asesinado en América Latina y en Europa a sus parejas dentro de sus casas y la cuarentena ha servido para ello.

En Argentina, a los 11 días de cuarentena obligatoria ya había más de diez feminicidios. Las llamadas al número de emergencia aumentaron en un 25 %, registran algunas publicaciones digitales.

La Red de Comunicadoras Feministas publicó estas cifras. “Desde el 12 de marzo que comenzaron las restricciones de circulación y posteriormente el aislamiento obligatorio, se contabilizaron siete muertes perpetrados por femicidas”. Se registraron además dos feminicidios vinculantes.

Entre los nombres reflejados en la lista se encontraba el de una niña de dos meses de edad. No es sensacionalismo: es la realidad que viven muchas mujeres, y no solo en Argentina sino en el mundo.

Cuando esta publicación dice Feminicidios en tiempos de pandemia. “La violencia de género no se toma cuarentena”, no sólo está poniendo en evidencia la crisis mundial por la COVID-19, sino además algo que es peor y que le ha costado muchas más muertes a las mujeres: el patriarcado.

El artículo también recogió otras cifras. “Según los datos del Registro de Feminicidios del Observatorio Nacional MuMaLa ‘Mujeres, Disidencias, Derechos’, el 62% de los feminicidios de los últimos diez años fueron cometidos en las casa de las propias víctimas o en la vivienda compartida con el agresor. Para nosotras y nosotros nuestros hogares siguen siendo los hogares más inseguros, incluso más que la vía pública”.

Otra de las publicaciones que pone en evidencia la situación en tiempos de coronavirus es la página en Facebook Feminismo Popular y disidente Jujuy en donde se manifiesta que “el aislamiento y el encierro de los agresores implica un agravante para las mujeres que sufren violencia de género en su vida cotidiana dentro de sus casas y para ellas significa un alto riesgo. Durante los diez días de cuarentena, las denuncias al 144 (línea de emergencia y ayuda) aumentaron un 25% y se registraron un total de 12 feminicidios a nivel nacional.

En dicha publicación las feministas reclamaron:

- La declaración de emergencia en violencia de género

- Que se generen políticas públicas en esta cuarentena para extremar las medidas de protección para mujeres en situación de riesgo que estén conviviendo o sean perseguidas por sus agresores.

-Que se refuercen las líneas de emergencia y los mecanismos institucionales para que las mujeres puedan denunciar a su agresor.

El 30 de marzo se convocó a un Ruidazo en las ventanas, balcones y terrazas para exigir justicia por las mujeres asesinadas y aquellas que se ven obligadas a cumplir la cuarentena con su opresor.

“Ahora más que nunca es cuando debemos cuidarnos entre todas”, “Basta de feminicidios”, “Si tocan a una respondemos todas”, son algunos de los mensajes que defiende el colectivo feminista.   

Este colectivo ofreció asimismo disímiles contactos para que las mujeres puedan pedir ayuda. Sabemos que esto no siempre resuelve todos los problemas, pero es importante para el apoyo entre nosotras. 

La Escuela de Feminismo Popular Nora Cortiñas (Argentina), compartió las palabras de Clarisa Gambera quien alertó que “nosotras ya sabíamos lo que iban a pasar nuestras compañeras en aislamiento porque todas las estadísticas hablan de esto, los hogares no son necesariamente refugios o lugares de cuidado, todo lo contrario, según los observatorios sobre femicidios y violencia de género, no era difícil de anticipar que estar en un ámbito de encierro con un tipo violento se iban a incrementar las situaciones violentas y nuestras compañeras la iban a pasar muy mal, ahora es más difícil generar esas estrategias de evasión a la violencia, los niños, niñas y mujeres por ejemplo generalmente evaden todo el tiempo la situación de violencia al salir de casa, ir a comprar, o ir a la iglesia, ir al médico; son momentos donde una sale de la situación de violencia y puede ir regulando toda esa convivencia hasta que puede estar fuerte para tomar una decisión”.

En Perú hasta el día 17 de la cuarentena 538 mujeres fueron agredidas, 25 mujeres se trasladaron con sus hijos e hijas a refugios producto de la violencia a la que eran sometidas dentro de sus casas, 43 casos de violación y 27 fueron a niñas. Este dato lo presentó la Ministra de la Mujer Gloria Montenegro.

Según los datos publicados por la página http://www.peru21.pe y los ofrecidos por la ministra “la Línea 100 sigue operando las 24 horas para atender cualquier caso de violencia familiar. Este canal ha recibido 5418 llamadas desde que inició la cuarentena”.

Sabemos también que estas cifras en realidad son más de las que develan porque hay mujeres ocultas que no han podido llamar ni siquiera a otras. No podemos vivir ajenas ni ajenos a esta realidad, y no sólo en tiempos de Covid 19.

Accesos: 916 Comentarios: 0

Actualidad

(02/06/2020)
China contra empeño de EE.UU. de sancionar a Cuba por terrorismo
(02/06/2020)
Destacan en Italia aprobación de moción contra el bloqueo a Cuba
(02/06/2020)
Unicef confirma 5 muertes por nuevo brote de ébola en la República Democrática del Congo
(01/06/2020)
Minrex: Cuba condena el terrorismo y la manipulación política

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.