Salud y autocuidado, ¿un asunto también de hombres?

Por: Lisandra Chaveco
Publicado: 29/11/2019

 

Los varones harían casi cualquier cosa con tal de responder a las expectativas que la sociedad deposita en su masculinidad. No importa si el costo de no cuestionar el estereotipo, es su salud o la de otros, reconoce el investigador mexicano Juan Guillermo Figueroa Perea en su texto El derecho a la salud en la experiencia de los varones: ¿un concepto ambivalente en los modelos de masculinidad vigentes?

Y es que la masculinidad hegemónica y las prácticas sociales en las que dicha construcción socio-cultural se materializa constituye una forma de violencia de los hombres hacia sí  mismos y una barrera de contención ante dolencias, malestares y enfermedades.

Son varios los autores que concluyen que no son naturales las diferencias entre las causas de morbilidad y mortalidad entre varones y mujeres, sino que muchas de ellas tienen que ver con los modelos de identidad de género que aprenden y nunca cuestionan a lo largo de su vida.

De acuerdo con Benno de Keijzer (1998), una mirada a las causas de muerte masculina puede ilustrarnos sobre esta realidad. Para el experto, aunque no todas las muertes de los varones sean determinadas por la socialización de género, sin duda ella tiene un fuerte poder explicativo en una gran proporción de las mismas.

El antropólogo señala además a “la masculinidad como factor de riesgo”.  Según su enfoque la forma de vivir la masculinidad de muchos varones constituye un riesgo tanto para ellos mismos, como para otros hombres, mujeres e incluso para  niños y niñas.

Sobre este aspecto reflexiona la antropóloga social Denise Fagundes en sus acercamientos a la construcción social del cuerpo masculino. La autora describe la experiencia de muchos varones con su cuerpo como una búsqueda de respeto a través de la violencia y los duelos verbales, “situaciones de riesgo” que les proporcionan una historia de vida “heroica”.

Desde esta perspectiva el abuso del riesgo y la falta de autocuidado de los varones generan una violencia real y simbólica en diferentes grupos poblacionales en su intento por ser fieles a los modelos hegemónicos de masculinidad.

Diferentes estudios sobre el tema encuentran en los hombres una mayor dificultad para asumir derrotas, para reconocer el dolor, la tristeza, la soledad, pero sobre todo una mayor dificultad para pedir ayuda, porque ello supone reconocer cierta debilidad, reconocer fragilidad.

De acuerdo con Hallloway (2017) el número de víctimas atribuibles a la masculinidad versan en torno a sus manifestaciones más específicas: alcoholismo, adicción al trabajo y violencia. Aunque no maten explícitamente, sí provocan una especie de muerte espiritual, al causar trauma, disociación e, inconscientemente, depresión.

Otra de las interpretaciones de este comportamiento temerario y con buenas dosis de imprudencia alude al “mito del héroe”, que señala la socióloga Florinda Riquer, según el cual muchos varones aprenden que para poder legitimarse como hombres deben llevar a cabo actos heroicos ya que con ello tienen historias que contar. Una de las formas de hacerlo es exponerse a situaciones peligrosas y luego conversar de “las que se sobreviven”.

Cuba no queda exenta de este panorama. Datos del Anuario Estadístico de Salud 2016 sobre las 10 principales causas de muerte indican que la tasa de mortalidad masculina fue cuatro veces superior a la femenina en el caso de muerte por lesiones autoinfligidas intencionalmente (suicidio), 3.6 veces mayor para la cirrosis y otras enfermedades crónicas del hígado, 1.4 veces superior para los tumores malignos,1.2 veces mayor para los accidentes y las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores y 1.1 veces superior en las enfermedades del corazón, la influenza y neumonía, y las enfermedades de las arterias, arteriolas y vasos capilares. Solo en el caso de la mortalidad por enfermedades cerebrovasculares las tasas se igualaron por sexo y las mujeres murieron más que los hombres solo por diabetes mellitus.

Accesos: 721 Comentarios: 0

Actualidad

(05/08/2020)
Presidente de Cuba manifiesta su pesar por muerte de periodista
(05/08/2020)
Envía presidente cubano condolencias a mandatario de El Líbano
(05/08/2020)
Reconocen en Venezuela a educadora cubana
(05/08/2020)
FEMCINE exhibe retrospectiva de Sara Gómez, pionera del cine cubano

Otras secciones

Directora General: Iraida Campo Nodal
Editoras: Aurika Rubio García y Alina Carriera Martínez
Redacción: Galiano No. 264, entre Neptuno y Concordia. La Habana. CP 10200. Apartado Postal 2120. mujeres@enet.cu.